10 de agosto de 2019
10.08.2019
Especial
Fiestas de Fortuna

Fortuna revive su pasado y honra a su patrón, San Roque

Las Fiestas de Sodales Íbero-Romanas incluyen desfiles, espectáculos y recreación de batallas, que se entremezclan con los actos tradicionales de los festejos patronales

09.08.2019 | 19:48
Fortuna revive su pasado y honra a su patrón, San Roque

El pueblo recrea fielmente el ambiente de los siglos I al IV d.C., cuando gentes de todo el Imperio acudían a los Baños para encontrar reposo y salud.

Las Fiestas de Sodales Íbero-Romanas reivindican el pasado histórico del municipio de Fortuna, a la vez que complementan las fiestas de agosto en honor a San Roque, patrón de la localidad, por lo que los actos inspirados en la historia antigua se mezclan con los festejos patronales.

Son unas celebraciones relativamente recientes, pues todo comenzó en 1997, cuando una comisión de fortuneros se reunió con el catedrático de Historia Antigua Antonino González, para pedirle asesoramiento sobre el proyecto de unas fiestas muy particulares. El experto estudió durante varios años las pinturas de la Cueva Negra y el Balneario, los dos yacimientos romanos de Fortuna. De él partió la idea de nombrar las fiestas como de Sodales, recordando los grupos de personas que entraban a la Cueva Negra para orar. La palabra sodales deriva del latín 'sodalis', que significa 'compañero'.

El proyecto de fiesta que presentó la comisión planteó recrear fidedignamente el ambiente de los siglos I al IV d. C., cuando gentes de todo el Imperio acudían a los Baños para encontrar reposo y salud.

El espacio de la Cueva Negra consiste en un conjunto de tres abrigos rocosos y un manantial de agua. La presencia de un antiguo santuario íbero-romano en ella dio lugar al fenómeno conocido como 'tituli picti', consistente en una serie de letreros que dejaban espontáneamente los que acudían a orar. Recuperados los textos e interpretados por expertos de varias universidades europeas, la traducción muestra bellas palabras llenas de agradecimiento y propósitos de paz, que inspiraron las aguas termales y el paisaje de Fortuna en unos visitantes con una gran cultura.

Culto romano en la Cueva Negra

El culto que está documentado en la Cueva Negra es el romano, pero resulta con certeza un espacio del que ya hacían uso los pobladores íberos. Además en los 'tituli picti' estudiados, en la Cueva Negra aparecen grafías iberizantes. Esto es algo que han sabido reflejar muy bien en las fiestas, al bautizarlas como de Sodales Íbero-Romanas.

Por tanto estas fiestas, pese a ser de reciente creación, rememoran tradiciones muy antiguas. Desarrollar un proyecto de fiestas totalmente nuevo, lleno de atractivos y originales eventos, supuso un esfuerzo para los fortuneros que se comprometieron desde un principio a sacar adelante esta idea.

Se reunieron peñas, asociaciones y grupos folclóricos. De esta forma se decidió que debían comenzar los festejos ese mismo año, 1997, para no perder empuje y ánimo general. El proyecto por tanto se aceleró. En apenas dos meses y medio todo estuvo listo, y las fiestas de Sodales se hicieron realidad.

En 1999 se inician los procesos para declarar las fiestas de Sodales Romanos de Interés Turístico Regional. Son muchos los ayuntamientos, empresas y fiestas de otros municipios que mostraron su apoyo a esta demanda. El expediente de solicitud de la declaración quedaría paralizado al cambiar las fiestas de nombre. Por petición de los Adoradores de Tánatos, las fiestas pasan a llamarse Fiestas de Sodales Íbero-Romanos de Fortuna. Por tanto, el 13 de julio de 2001 vuelven a solicitar la declaración de Interés Turístico con el nuevo nombre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas