24 de julio de 2019
24.07.2019
La Opinión de Murcia
Investigación

El obispo aparta a un cura de Yecla acusado de abuso sexual a un menor

Aunque no pretende "menoscabar" la presunción de inocencia del sacerdote, Lorca Planes reitera su "tolerancia cero" ante estos comportamientos

23.07.2019 | 20:39
Antonio Lax Zapata, el sacerdote acusado de abusos sexuales, nació en Monteagudo.

Se desconoce quién sustituirá al cura, también capellán del Hospital Virgen del Castillo.

El Obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, ha puesto en conocimiento de la Fiscalía de la Región de Murcia la denuncia de presuntos abusos sexuales a un menor de edad cometidos por el sacerdote Antonio Lax Zapata, hasta el pasado domingo, párroco de San Juan Bautista de Yecla y capellán del Hospital Virgen del Castillo y lo ha relevado de sus funciones en base a su política de «tolerancia cero ante este tipo de comportamientos» en comunión con el Papa Francisco, según un comunicado de prensa difundido por el Obispado de Cartagena.

Según fuentes de la Comunidad Eclesiástica de San Juan de Yecla, los feligreses no tenían ni constancia ni sospecha de la investigación sobre el presunto abuso sexual. La noticia ha sido acogida con incredulidad por las personas que, hasta ahora, han asistido cada sábado a las eucaristías oficiadas por Antonio Lax. La última fue el pasado sábado, cuando todavía ejercía con total normalidad sus funciones pastorales.

En la nota difundida a los medios, desde el Obispado aseguran que «independientemente de que estos presuntos hechos se estén investigando en la jurisdicción canónica, la Diócesis de Cartagena siempre actuará ante estos delitos execrables de conformidad con lo dispuesto en el artículo 13.4 de la Ley de Protección Jurídica al Menor y de acuerdo con la política de cooperación con la jurisdicción estatal exigida por el Papa Francisco y que se refleja en el artículo 19 de su último Motu Proprio Vos estis lux mundi».

Antonio Lax Zapata nació en Monteagudo «de padres labriegos», según le presentan en un oficio que está disponible en la red, y estudió una FP de Mecánica del Automóvil antes de partir a un seminario en Medellín (Colombia), donde se ordenó sacerdote y vivió durante quince años. En 2006 regresó a la Región y entró en la Diócesis de Cartagena. Permaneció en San Pedro del Pinatar hasta 2013, cuando fue cesado del cargo de Vicario Parroquial en las parroquias de San Pedro Apóstol, en San Pedro, y de Nuestra Señora del Rosario de El Mirador en San Javier para ser nombrado párroco en San Juan Bautista de Yecla, de donde ha sido apartado tras la denuncia.

Las eucaristías de la parroquia San Juan se han trasladado a la ermita de Santa Bárbara, que está a dos calles de esta, donde no se ofician misas diarias, tan solo las de comunidades, los sábados a las diez de la noche. De momento, según ha podido saber esta Redacción de personas de dentro de la comunidad, aún se desconoce quién va a sustituir al sacerdote. En las paredes y puertas de la parroquia yeclana tampoco aparece ningún cartel informativo. Al parecer, en los próximos días se conocerá el nombre del cura que designará la Diócesis de Cartagena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook