20 de julio de 2019
20.07.2019
La Opinión de Murcia
Arqueología

Villaricos renace entre tumbas

La nueva campaña de excavación en el yacimiento romano muleño descubre ocho nichos donde se han encontrado dos hebillas de época visigoda al tiempo que se trabaja en una zona de manufactura

19.07.2019 | 19:00
La dirección general de Bienes Culturales ha subvencionado la excavación con 30.000 euros.

La villa romana de Villaricos en Mula afronta una nueva campaña de excavación arqueológica con importantes hallazgos que sitúan a este complejo residencial y productivo como uno de los yacimientos más destacados del ámbito nacional. Durante la jornada de este viernes tenía lugar la visita institucional al campo de trabajo donde, el director de la excavación, el profesor Rafael González ha explicado las dos zonas donde se están centrando los trabajos de este año como es el área de la necrópolis tardía que ocupó la zona residencial de la villa tras su abandono en el siglo VI d.C y la zona noreste del yacimiento donde se encuentra un edificio rectangular en el que se localizaban cuatro piletas pero del que todavía se desconoce su actividad productiva.

En la zona de la necrópolis han quedado al descubierto ocho tumbas donde se están extrayendo los restos óseos y en las que se han localizado dos hebillas presumiblemente de época visigoda. En cuanto al edificio de producción indeterminada, siguen apareciendo restos de trabajo, como es el caso de unos elementos denominados queseras o coladores, sobre lo que todavía no se ha podido determinar para qué eran utilizados.

Actualmente Villaricos cuenta con una parte residencial recuperada con unas importantes termas y zonas de estancia de los dueños de la villa, así como una necrópolis. En el mismo complejo se encuentra la almazara de aceite más importante documentada en la Hispania Romana, una bodega de vino y otras zonas de producción todavía sin documentar lo que lleva a este yacimiento a situarse como uno de los más importantes en cuanto a producción y manufactura.

La campaña de excavación de este año cuenta con la participación de 20 estudiantes de arqueología a través del Centro de Estudios del Próximo Oriente y la Antigüedad Tardía de la Universidad de Murcia (CEPOAT) bajo la dirección de Rafael González, el arqueólogo Francisco Fernández Matallana y el arqueólogo municipal, José Antonio Zapata.

Financiación a cuatro bandas

Los trabajos, que concluyen el próximo día 21, vienen financiados a través del Ayuntamiento de Mula en colaboración con la Universidad de Murcia y la Fundación CajaMurcia. El yacimiento contará, además, con una subvención de la Dirección General de Bienes Culturales de la CARM de 30.000 euros que permitirán continuar en septiembre la excavación y las labores de investigación.

Gracias a esa subvención ya se han realizado las primeras analíticas de C-14 a restos óseos de la necrópolis tardía, que han dado fechas entorno al 530-620 d.C., así como a un hueso de oliva hallado en la almazara con una cronología del 340 d. C. Junto al C-14, se harán análisis de residuos y palinología, así como estudios de tomografía y georadar.

Por su parte, el alcalde de Mula, Juan Jesús Moreno, mostraba la firme apuesta del consistorio en el Patrimonio Cultural y la arqueología del municipio. En este sentido afirmaba que el Ayuntamiento ha recibido 80.000 euros, a través de las subvenciones destinadas a intervención en yacimientos arqueológicos, que irán destinados a la tercera fase de cubrición de la villa y la consolidación de algunas estructuras murarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook