19 de julio de 2019
19.07.2019
Patrimonio

Las pinturas rupestres de los Abrigos del Pozo en Calasparra ya tienen su guía turística

El autor de la guía es Miguel San Nicolás

19.07.2019 | 21:20

La publicación describe los trabajos de investigación de las pinturas y yacimiento arqueológico y de accesibilidad al mismo

La Casa de la Cultura acogía la presentación de la 'Guía de visitas Arte Rupestre en los Abrigos del Pozo', una publicación editada por el Ayuntamiento de Calasparra, centrada en las pinturas rupestres de los Abrigos del Pozo, una de las manifestaciones más importantes del arte rupestre del arco mediterráneo, incluida en la lista de patrimonio mundial de la Unesco desde 1998, que está dentro de la Red Natura 2000 y del itinerario Cultural Europeo.

La presentación contó con la presencia de la concejala de Cultura, Teresa García Sánchez, quien agradeció el trabajo realizado para "poner en valor nuestro patrimonio y darlo a conocer". Y es que para el Ayuntamiento de Calasparra es fundamental la conservación de su legado y patrimonio histórico y cultural, tal y como explicaba la responsable.

Por su parte, el autor de la guía, el arqueólogo, miembro del Comité Científico de Arte Rupestre del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, Miguel San Nicolás del Toro, explicó que la guía repasa todas las actuaciones que se han llevado a cabo en el enclave, desde que las pinturas fueron descubiertas en el año 1986, y destacó la importancia de transmitir el valor que tienen. La publicación describe los trabajos de investigación de las pinturas y yacimiento arqueológico y de accesibilidad al mismo que se han desarrollado a lo largo de estos años y le da un valor añadido desde el punto de vista medioambiental. La publicación será distribuida entre los guías y las empresas de turismo activo que operan en la zona, algunas de ellas presentes anoche en la Casa de la Cultura. Según San Nicolás, "este trabajo de campo, es el anticipo de un proyecto más ambicioso sobre arte rupestre en la zona".

Junto a la edil y al arqueólogo, se encontraban en la presentación el jefe del servicio de Patrimonio Histórico de la CARM, Gregorio Romero, y la jefa de servicio de Estudios y Proyectos en Materias Culturales, María Perlines Benito, entre otros.

Distribución de las pinturas
Todas las pinturas esquemáticas del grupo El Pozo se distribuyen en tres zonas adyacentes. El panel I se localiza en un abrigo poco profundo, casi vertical y muy expuesto a la erosión, por lo que apenas quedan restos de pinturas y éstas son difíciles de diferenciar entre las manchas de óxido de hierro que aforan en el soporte calizo. Están a 1,5 m. sobre el suelo.

El abrigo grande contiene los paneles II al V con una equidistancia de unos 9 m. Este espacio de silueta arqueada en planta tiene unas dimensiones aproximadas de 30 m. de longitud y 9 m. de anchura mayor. Las pinturas se encuentran próximas al suelo a consecuencia del depósito fluvial que, en algunos casos, ha llegado a afectar a las del panel II.

A continuación del abrigo grande hay una pequeña covacha. El acceso resulta difícil por la proximidad del río a las rocas, donde forman escarpes. En las ennegrecidas paredes de la cueva se advierten algunas esquematizaciones pictóricas. Consisten en cuatro figuraciones a escasos centímetros del suelo.

El soporte pétreo está muy erosionado y presenta una superficie suavizada por la formación de una potente neocalcita, originada por las periódicas inundaciones del río, que ha cubierto también a las pinturas. El color de éstas se sitúa dentro del rojo oscuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook