14 de julio de 2019
14.07.2019
Lorca

Río quiere poner en valor la cultura del agua con la recuperación de El Salto

Los vecinos de la pedanía y el PP piden que se restaure la infraestructura hídrica que se construyó en 1933 para aprovechar el riego de la zona

14.07.2019 | 04:00
La infraestructura de El Salto de la pedanía de Río se construyó en 1933, pero ya no se utiliza.

Los vecinos de la pedanía lorquina de Río quieren poner en valor una de sus infraestructuras hídricas más longevas para contribuir al patrimonio de la 'cultura del agua' en Lorca: El Salto. La concejala de Participación Ciudadana del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Lorca, Mari Huertas García, informó que el partido respalda la petición de los vecinos de la pedanía de recuperar uno de los enclaves tradicionales de esta diputación, como es el caso de El Salto.

Se trata de una infraestructura hídrica ejecutada dentro de un amplio paquete de obras para el aprovechamiento del agua de riego y fechada en 1933. ''Es un ejemplo de la cultura del agua que consideramos que sería de utilidad para que tanto las generaciones actuales de lorquinos como las futuras sean conscientes de la enorme labor de innovación que se han ido llevando a cabo en Lorca a lo largo de los años con el objetivo de repartir los limitados recursos hídricos con los que contábamos'', aseguran desde el partido.

El PP plantea esta iniciativa sabiendo que se trata de un proyecto que nace de la propuesta de los vecinos de la zona, que no quieren que se pierda una infraestructura con la que se sienten identificados. ''Somos conscientes de que, debido al paso del tiempo y al cambio de los sistemas de reparto y mejora de los caudales de agua para el regadío, El Salto ha perdido su funcionalidad, pero al mismo tiempo también apoyamos la iniciativa de los residentes de la pedanía que estiman oportuno frenar el deterioro que está sufriendo, evitar una mayor degradación y hacer de la necesidad de mantener esta obra en condiciones una ocasión para ponerla en valor''.

La pedanía dispone de escasos lugares de interés de este tipo, por lo que los vecinos solicitan a la formación que no dejen escapar la oportunidad de convertir El Salto en un elemento en condiciones de ser visitado y conservado: ''Estamos hablando de una infraestructura que formaba parte del denominado Canal de Aguas Claras, una infraestructura ejecutada durante la primera mitad del siglo XX para comunicar el vaso del Embalse de Puentes directamente con la Casa Mata, en el barrio de San Diego'', señalan.

Tenía el objetivo de rentabilizar aún más el agua procedente del pantano que se destinaba a regar la huerta del municipio, evitando las pérdidas por evaporación que se registraban en las conducciones abiertas. La canalización, que se inició sobre 1929, transcurría por la margen derecha del río Guadalentín hasta la Rambla de los 17 arcos, desde donde cruzaba el lecho hacia la orilla izquierda. El mencionado Canal de Aguas Claras contaba con un total de tres saltos: uno en Los Cautivos, otro en La Mina, y el que pretenden recuperar, ubicado en La Ribera.

''Planteamos que esta obra de ingeniería constituyó una innovación dentro de la historia hídrica lorquina, y que se sume a los importantes elementos con que contamos en nuestro municipio relacionados con el agua, como es el caso del Molino del Escarambrujo, la Casa Mata, los Sangradores del río, además de las grandes obras de los embalses de Puentes y Valdeinfierno, como principales baluartes de la cultura del agua'', exigen desde el partido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook