13 de julio de 2019
13.07.2019
Homenaje

Molina se concentra para recordar a las víctimas del terrorismo etarra

Organizan un acto para homenajear a Miguel Ángel Blanco, que fue asesinado hoy hace 22 años

13.07.2019 | 11:45
El acto se ha llevado a cabo en la Plaza Miguel Ángel Blanco de Molina.

Molina de Segura ha vivido una mañana en la que ha recordado a las víctimas del terrorismo, especialmente a Miguel Ángel Blanco, el concejal que fue asesinado hace hoy 22 años por la banda terrorista ETA en la localidad de Ermua, en el País Vasco. Una treintena de personas han acudido al acto de homenaje que ha organizado el Grupo Municipal Popular de Molina de Segura en la plaza molinense que da nombre al concejal que fue asesinado en 1997.

Junto a los miembros y concejales del partido del 'popular' José Ángel Alfonso también han querido estar presentes, ya que todos los grupos políticos de Molina estaban invitados al ser considerado un acto "sin color político", según Alfonso, los concejales de los partidos municipales de Ciudadanos Joaquín Ignacio Martínez y Cristina Sánchez; y Antonio Martínez, de Vox en Molina. El único miembro del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Molina que ha acudido a la cita ha sido Mariano Vicente, concejal de Podemos-Equo. No ha habido representación del partido socialista en el acto.

Alfonso ha comenzado el acto dando las gracias a los asistentes y ha recordado que con el asesinato de Blanco "España cambió", ya que supuso "el principio del fin de ETA". Para el presidente del PP de Molina, el espíritu de Ermua consiguió que la sociedad civil española saliese a la calle y se "movilizara como nunca" para protestar contra la barbarie que cometió en la banda terorrista. 

"Ahora que esta banda de terroristas y criminales ha desaparecido y que vivimos más tranquilos, no deben quedar en el olvido aquellas personas que vivían con el miedo en el cuerpo y que perdieron a sus familiares", ha indicado Alfonso.

A continuación, María Isabel Regaliz, vecina de Molina de Segura, ha leído un manifiesto recordando a Miguel Ángel Blanco y a todas las víctimas del terrorismo etarra mientras que el catedrático del Conservatorio Superior de Música Alberto García Egea interpretaba una pieza musical con el violín.

Esta mujer, que forma parte de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, "ha vivido en sus carnes" el terror que sembró ETA años atrás. Su marido, Juan Pedro González Manzano, tres días antes de terminar su servicio como Policía Nacional en Guipúzcoa y de que fuera destinado a la comisaría del Cuerpo de Policía Nacional de Molina, fue asesinado por un coche-bomba que colocó ETA en la ciudad del País Vasco en el año 1989.

Tras la lectura, todos los participantes han depositado un clavel blanco a los pies de la placa de Miguel Ángel Blanco que preside el parque de la localidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook