12 de julio de 2019
12.07.2019
Política

La alcaldesa de Santomera se sube el sueldo a partir del año que viene

El Pleno Municipal aprobó este jueves cuáles serán las retribuciones de sus cargos políticos con la única oposición de los dos concejales de Alternativa por Santomera

12.07.2019 | 18:46
Plano municipal de Santomera, la noche del jueves

La plataforma vecinal denuncia que las nuevas retribuciones de la corporación municipal supondrán una merma de más de 199.000 euros para las arcas municipales.

El Pleno Municipal de Santomera aprobó anoche cuáles serán las retribuciones de sus cargos políticos a lo largo del mandato recién comenzado. La plataforma vecinal Alternativa por Santomera ha sido la única formación de la nueva corporación municipal que se ha opuesto a la subida de retribuciones por asistencia a órganos colegiados en el pleno constitutivo de esta nueva legislatura celebrado ayer con los votos favorables de PSOE, Vox y Cs, mientras que el PP se ha abstenido.

La alcaldesa, Inmaculada Sánchez Roca, mantendrá su actual salario, con catorce pagas anuales de 1.860 euros netos –para un total de 35.000 euros brutos–, hasta el próximo 31 de diciembre. "Se trata de una cifra similar, incluso inferior, a lo que cobra un maestro", aclaró la portavoz del PSOE, María José Medina. A partir de 2020, su nómina mensual ascenderá hasta los 2.145 euros, lo que supone un incremento bruto anual de 5.000 euros. A pesar de ello, la actual regidora percibirá 14.000 euros menos al año que su predecesor en el cargo y continuará siendo la alcaldesa peor pagada de Santomera de las dos últimas décadas.

En cuanto al resto de concejales, habrá tres liberados totales: Javier Campillo Sánchez –quien asume además la tenencia de alcaldía–, Antonio Castillo Sánchez y Paloma Cánovas Mateo. Los tres dejarán de desarrollar sus actuales trabajos para centrarse en su labor de gestión municipal, por la que percibirán 34.000 euros brutos anuales, repartidos en catorce pagas netas de 1.836 euros. Los otros tres ediles del equipo de Gobierno socialista, María José Medina Palao, Alberto Menárguez Oliva y María Jesús Férez Rubio, no tendrán salario, sino que solo cobrarán por su asistencia a los órganos de gobierno en los que participen al igual que los ediles de la oposición, quienes venían sin percibir compensación alguna desde que el PP las eliminó en 2011. Los pagos solo se realizarán si se trata de sesiones ordinarias, ya que las extraordinarias no tendrán remuneración.

En relación con este último punto, los concejales no liberados recibirán 240 euros por su asistencia a cada pleno –once al año, el último jueves de cada mes, a excepción de agosto–, 200 por las juntas de gobierno –máximo, una a la semana–, 120 por las juntas de portavoces previas a las sesiones plenarias y 75 por las comisiones informativas de carácter bimestral. Al margen de eso, no se contempla ningún gasto añadido por dietas, desplazamientos ni gastos de viaje para ningún integrante de la Corporación, así como ningún cargo de confianza.

Alternativa por Santomera denuncia que las nuevas retribuciones de la corporación municipal supondrán una merma de más de 199.000 euros para las arcas municipales.

Como respuesta a lo que han llamado "despilfarro de dinero público", la plataforma Alternativa por Santomera ha decidido donar el 50% de las retribuciones que perciben sus dos concejales a las asociaciones locales que desarrollan su actividad en Santomera.

Fin de la austeridad

En la pasada legislatura Alternativa por Santomera redujo los sueldos del equipo de gobierno en un 30% y el coste de los plenos a cero euros entre otras medidas de austeridad. Esta fue la condición de Alternativa en la anterior legislatura para apoyar el gobierno del PSOE durante cuatro años.

En esta ocasión, tras las elecciones del 26 de mayo, el grupo municipal socialista decidió gobernar en minoría sin el apoyo de la plataforma vecinal, siendo la socialista Inma Sanchez Roca investida en primera votación con el voto favorable de Vox.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook