25 de junio de 2019
25.06.2019
La Opinión de Murcia
Urbanismo

El uso del solar de la antigua comisaría enfrenta a socialistas y populares

El equipo de Gobierno quiere hacer un centro para jóvenes de entre 13 y 20 años mientras que el PP quiere instalar una ludoteca y a Aguas de Lorca

24.06.2019 | 20:52
Miembros del PP durante la visita al solar donde estaba la antigua comisaría.

El solar que ha dejado libre la antígua comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de la calle Lope Gisbert de Lorca está siendo motivo de enfrentamiento entre el nuevo Gobierno socialista, presidido por Diego José Mateos, y el anterior equipo del partido popular, actualmente en la oposición.

Mientras que los primeros pretenden construir en él un centro de recursos para jóvenes, los populares insisten para que se mantenga el proyecto sugerido por ellos por su alta rentabilidad social y con el que se da cabida a distintas instituciones.

La ejecución del plan previsto por los populares lorquinos permitiría contar con un espacio joven, dotar a la Universidad Popular de una nueva y más amplia sede, abrir un aula de estudio 24 horas al día, construir una ludoteca, así como el ahorro de 90.000 euros anuales en concepto de alquileres por las oficinas de Aguas de Lorca. Según dicen, «suprimir este proyecto conllevaría tener que abonar a Hidrogea el coste del derribo de las viejas instalaciones que ya se ha llevado a cabo y perder los cinco millones de euros de financiación para construir el nuevo edificio», según el concejal del grupo popular, Francisco Javier Martínez.

Martínez entiende que «desde el punto de vista puramente social saldrían perdiendo todas las entidades», como es el caso del Consejo de la Juventud que se hubiera quedado con un amplio espacio joven con aula de estudio 24 horas en la plaza de la Vírgen de la Amargura, así como la Universidad Popular que tendría que quedarse con su actual emplazamiento, perdiendo las posibilidades de ampliar cursos y programación que se abrían con su traslado hasta San Vicente. Martínez insiste en que «aún estamos a tiempo de sacar adelante un proyecto que permitiría a los lorquinos contar con un nuevo edificio con una superficie de 3.254 metros cuadrados que albergue la sede de la Universidad Popular, una ludoteca infantil, una planta ático para actividades sociales y culturales, así como oficinas administrativas.

El proyecto popular contempla que el acceso al párking de San Vicente sea soterrado cambiando su salida hacia la calle Corredera en lugar de hacerlo por Lope Gisber como hasta ahora.

Negociación

El alcalde, Diego José Mateos, ha dicho que se sentarán a negociar con Aguas de Lorca para intentar reajustar el proyecto a la vez que recuerda que advirtieron en su momento a los populares para que no tomaran decisiones precipitadas y esperaran para el derribo de las viejas dependencias hasta conocer el resultado de las pasadas elecciones. Sin embargo, según Mateos, «no hicieron caso y es algo que llevaron a cabo en plena campaña electoral».

El proyecto del nuevo Gobierno socialista, según Mateos, cuenta con el visto bueno de Ciudadanos e Izquierda Unida-Verdes. La idea, según el alcalde, es la de ejecutarlo a lo largo de la presente legislatura.

El proyecto del PSOE es el de construir en dicho solar un centro juvenil para jóvenes de entre los 13 y 20 años de edad «que están siendo los grandes olvidados porque no tienen un espacio a donde acudir». El nuevo centro de recursos para jóvenes, se construiría, según el alcalde, «en un lugar céntrico y privilegiado de la ciudad, junto a la plaza de San Vicente». De momento el solar sigue vallado con un trampantojo en el que aparecen distintos lugares emblemáticos de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook