21 de junio de 2019
21.06.2019
La Opinión de Murcia
Sucesos

Una reclusa embarazada agrede y araña a dos funcionarios en Campos del Río

La interna se encuentra cumpliendo condena en la galería de enfermería, debido a su estado

21.06.2019 | 11:55

Una mujer embarazada, cuya identidad y edad no han sido facilitadas, que cumple condena en la cárcel de Campos del Río, ha agredido a dos funcionarios, indican fuentes próximas al caso. 

El suceso tenía lugar ayer por la mañana, en la zona de la galería de enfermería, donde esta mujer se encuentra, debido a su estado de gestación. En un momento dado, por razones que no han trascendido, se abalanzó sobre dos trabajadores, a quienes propinó golpes e hizo arañazos, afirman las fuentes.

Se da la circunstancia, aseguran, de que esta presa tiene problemas mentales. Al estar emabarazada, como es obvio, no se le puede aplicar medida alguna que ponga en peligro al bebé. La mujer no será trasladada a aislamiento. Permanecerá en la galería donde tuvo lugar la agresión.

Los funcionarios lograron zafarse. No presentan lesiones graves

El secretario de Organización Nacional de Acaip, Fran Mauri, insiste en que en las cárceles "estamos en unas condiciones lamentables", por lo que volvió a pedir una mesa de negociación con carácter urgente.

Desde Acaip vienen reclamando desde hace mucho tiempo mejoras de sus condiciones laborales que afectan, entre otros aspectos, a la vulnerable seguridad en la que desempeñan su labor. Esta situación, que se produce no solo en Campos del Río, sino también en otras cárceles del país, la vienen denunciando desde hace tiempo ante la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y ante el Ministerio del Interior. Entre sus reivindicaciones se encuentran la dotación de más personal, el reconocimiento de estos funcionarios como agentes de la autoridad y las condiciones salariales, ya que critican que sean el único colectivo del Ministerio del Interior que no ha visto mejorado su salario.

En abril, otro interno de Campos del Río acababa en la enfermería tras ser objeto de una brutal paliza por parte de un compañero. Días después, dos presos acababan en el hospital tras verse involucrados en una brutal pelea en la que hubo palos y cuchillas.

Medio centenar de personas con discapacidad psíquica e intelectual cumplen condena en las cárceles de la Región de Murcia, calculaban el año desde Plena Inclusión. La mayoría de estas personas tienen un trastorno límite de la personalidad que, afirman desde esta asociación, no había sido diagnosticado antes, ni durante el procedimiento judicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook