14 de junio de 2019
14.06.2019
Fiestas de Archena

Una tradición con siglos de historia

Las fiestas del Corpus Christi se celebran desde 1264, aunque hasta el fin de la Guerra Civil no fue el patrón de Archena

14.06.2019 | 04:00
Una tradición con siglos de historia

­Las fiestas del Corpus Christi tienen una tradición de siglos de historia. Aunque en algunos lugares venía celebrándose con anterioridad, las fiestas del Corpus Christi se generalizaron de forma oficial hacia el año 1264 mediante una bula del Papa Urbano VI, con el fin de que Jesucristo, representado en la sagrada forma, saliese por las calles en procesión.

Esta fiesta llegó a España a comienzos del siglo XIV, pero no fue hasta el siglo XVI cuando se extendió por todo el territorio nacional, alcanzando una centuria después su máximo esplendor, realce en el que tuvo mucho que ver el anhelo de contestación a los reformados, que como es sabido no asumían el sacramento de la Comunión. En el caso de la villa de Archena, aunque su patrón no fue la festividad del Corpus hasta mediados del siglo XX, este festejo cuenta con una tradición centenaria, ya que venía celebrándose desde hace siglos en la localidad, aunque se desconoce la fecha exacta de la primera ocasión en que ello ocurrió.

Los anteriores patronos

Una característica fundamental en las fiestas murcianas durante el siglo XVIII, como en las de la mayor parte de España, era la asociación entre la diversión popular y lo que suponía una conmemoración religiosa. En Archena concretamente, se celebraban diversas fiestas marcadas por el santoral, como eran los casos de los santos Cosme, Damián, Juan Bautista, Roque, Corpus y Virgen del Rosario. Todas ellas se celebraban con procesión por las calles de la ciudad, organizadas por la cofradía correspondiente.

El primer patrón conocido en la historia moderna de Archena fue San Juan Bautista, algo totalmente lógico teniendo en cuenta que esta villa pertenecía a la Orden Militar de San Juan. La fiesta de San Juan, a principios de verano, estaba relacionada con la recogida de las cosechas y representaba en muchos sentidos el fin del ciclo agrícola anual.

Se desconoce la fecha exacta en que San Juan dejó de ser el patrón de Archena para ser sustituido por San Roque, y aunque la primera vez que éste figura como patrón de la villa data de 1761, tristemente hay lagunas que imposibilitan afirmar que fuera éste precisamente el año en que se produjo el cambio.

A pesar de que las fiestas del Corpus venían celebrándose desde muchos años atrás, no fue hasta finales del siglo XIX cuando se hace alusión por primera vez en las Actas Capitulares a las mismas, concretamente en el año 1884.

Sin embargo, parece que las fiestas en honor a San Roque fueron quedando reducidas a una celebración meramente religiosa, mientras que las del Corpus tenían un carácter más lúdico y festivo. Como resultado, en las Actas de 1904 el Ayuntamiento autoriza al alcalde a organizar las fiestas cívicas del Corpus.

A partir de este año los presupuestos ya contemplan las dos festividades, pero el culto a San Roque como protector contra las epidemias fue cayendo lentamente en decadencia, en Archena como en otros pueblos del sur de Europa, a medida que se iban erradicando éstas.
Prueba evidente de la importancia alcanzada por las fiestas del Corpus, la constituye el permiso obtenido en 1910 para hacer la procesión por la tarde. Habrá que esperar a la finalización de la Guerra Civil para que el Corpus aparezca ya como el auténtico patrón, aunque pronto tendría que compartir este título con la Santísima Virgen de la Salud, que comparte dicho mérito desde 1954.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook