14 de junio de 2019
14.06.2019
Sucesos

Investigan si detrás del crimen de la octogenaria de Abarán hay un móvil sexual

Unos 200 vecinos de María V. se concentran en el pueblo para pedir que se haga justicia

14.06.2019 | 21:51
Un momento de la concentración vecinal en memoria de Maruja.

Aunque el principal sospechoso del crimen ya está entre rejas, la investigación sigue abierta. La titular del Juzgado de Instrucción Nº 4 de Cieza, en funciones de guardia, mandaba hoy a la cárcel al hombre acusado de matar a su tía octogenaria, María V., en su casa de Abarán, confirman desde el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia. 

Mientras, la Policía Judicial del Instituto Armado, Cuerpo que se hace cargo del homicidio, investiga si tras el crimen de esta vecina (conocida como Maruja) hay un móvil sexual, indican fuentes próximas al caso.

El sujeto, sobrino de la fallecida, estaba desde hace tiempo en el punto de mira de los investigadores, que han esperado para detenerlo a tener todos los indicios y pruebas con los que la jueza estima que, presuntamente, acabó con la vida de la octogenaria, con un arma blanca.

Hoy, a las nueve de la noche, se celebraba en Abarán una concentración en memoria de la difunta. Hubo un minuto de silencio. Sus vecinos la echaron en falta porque faltó a un entierro. Unas 200 personas, entre ellas parientes de Maruja, se manifestaban y portaban pancartas en las que se podía leer 'no te olvidaremos'. Los vecinos mostraron su repulsa ante un crimen tan atroz, en el que la víctima ha sido una persona vulnerable de edad avanzada, y pidieron "que se aclare cuanto antes". 

Cuando el cuerpo de María V. apareció, en un charco de sangre, en el suelo de su casa, lo primero que se pensó es que esta mujer se había caído y, dada su avanzada edad, el golpe contra el suelo había resultado mortal. El cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal y ahí saltaron las alarmas: presentaba heridas de arma blanca. A María la habían matado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook