12 de junio de 2019
12.06.2019
Medio ambiente

Cuatro nuevas áreas se suman a LIFE por la recuperación de la biodiversidad

Una de las iniciativas que ha despertado mayor interés entre los propietarios es el fomento de las poblaciones de quirópteros (murciélagos) como herramienta de control biológico contra plagas

12.06.2019 | 16:55
Cuatro nuevas áreas se suman a LIFE por la recuperación de la biodiversidad

Cuatro nuevas áreas, que superan en su conjunto 200 ha, se han incorporado a las iniciativas de Custodia del Territorio del LIFE+Ripisilvanatura, lo que permitirá la aplicación de medidas de recuperación de la biodiversidad asociada al río Segura.

Las zonas conveniadas incluyen a la Comunidad de Regantes del Esparragal, que abarca unas 150 ha de regadío tradicional comprendidas entre la presa del mismo nombre y el cañón de Almadenes, en la margen derecha del río Segura al pie de la Sierra del Molino. Esta comunidad de regantes incluye una amplia superficie de arrozales y frutales donde se viene trabajando en la sustitución del cañaveral por bosque de ribera y en la recuperación de la fauna asociada al río. La práctica totalidad de su ámbito se encuentra incluida en el interior de la Red Natura 2000.

En esta misma zona se ha establecido a su vez un convenio con La Unión Electro Industrial productores de energía renovable cuyas instalaciones (Casas de la Luz) se encuentran justo en la ribera del río y que suman otras 2 ha.

En la otra margen del río Segura, frente a las "Casas de La Luz" se han establecido convenios con Vega del Segura, que sumaría unas 80 hectáreas de frutales de regadío, y otro con La Sultana, que incluye unas 3 hectáreas de cultivos de regadío en la vega del Segura. Este último incluye áreas de gran valor histórico como el Molino del Conde.

Los acuerdos han sido establecidos entre la propiedad y la Asociación de Naturalistas del Sureste contando con la supervisión de la Dirección General del Medio Natural de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia. Igualmente, ha sido decisivo el apoyo de la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Calasparra.

Una de las iniciativas que ha despertado mayor interés entre los propietarios es el fomento de las poblaciones de quirópteros (murciélagos) como herramienta de control biológico contra plagas de la agricultura e insectos molestos (simúlidos y mosquitos). Por esta razón, ya se están instalando ya los primeros refugios en las fincas conveniadas.

El LIFE Ripisilvanatura es un proyecto europeo financiado por la Comisión Europea y que pretende conservar los ecosistemas riparios frente a las amenazas de las Especies Exóticas Invasoras. El proyecto está coordinado por la Confederación Hidrográfica del Segura y participan la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, los Ayuntamientos de Cieza y Calasparra, la Universidad de Murcia y la Asociación de Naturalistas del Sureste. Las acciones desarrolladas por ANSE cuentan con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook