11 de junio de 2019
11.06.2019
La Opinión de Murcia
Barrera lingüística

Extranjeros residentes en Lorca piden cursos de español en la EOI y en la Universidad Popular

"Me paran a diario por la calle para decirme que quieren aprender y no sé cómo orientarlos", lamenta Ana García, presidenta de la agrupación Albaraka

11.06.2019 | 04:00
Extranjeros, con sus diplomas en la mano tras hacer el curso de español en el Consistorio de Lorquí.

«Es una impotencia no poder ayudar a la gente... Me paran a diario por la calle, me dicen 'quiero aprender y no sé dónde'... y no sé cómo orientarlos». Quien así se expresa es Ana García, presidenta de la asociación cultural Albaraka, en la Ciudad del Sol, que tiene como fin promover acciones para facilitar la integración participativa de los musulmanes en la sociedad. En este sentido, García se pregunta qué integración puede haber si algo tan básico como el idioma es una barrera.

«Es una reivindicación que siempre estamos haciendo, al Gobierno y a la oposición: que la gente que quiera pueda acceder a clases de español», insiste.

En este sentido, la responsable de Albaraka asegura que «en Educación de Adultos, que hay dos grupos, tienen una lista de espera que va ya por 200 o 300 personas». Gente que «lleva cinco o diez años en Lorca y necesita ya aprender».

«Luego te vas, escuchas y hay quien dice 'esta gente tendría que aprender español'... ¡Pero si quieren y no tienen dónde!», deja claro Ana García, que también lamenta que «no se haya ofrecido nunca un curso para gente que esté trabajando» y solo tenga libres horarios poco ortodoxos. «Luego les pedimos que se integren, pero no les dejan», hace hincapié. García recordó que la concejala del grupo municipal de Izquierda Unida-Verdes en el Ayuntamiento de Lorca Gloria Martín ya se hizo eco de sus demandas y pidió al equipo de Gobierno (del Partido Popular) que promoviese cursos de español para vecinos de origen extranjero tanto en la Universidad Popular como en la Escuela Oficial de Idiomas (EOI). De eso hace más de dos años y nada, hace hincapié la responsable de Albaraka.

Hoy, día 11, a partir de las siete de la tarde, en el local de la asociación que agrupa a los ghaneses residentes en el municipio, comenzará a impartirse un curso de español para extranjeros. Y no solo se han apuntado africanos: entre los alumnos hay egipcios, rumanos, marroquíes, tunecinos y guineanos. Tres profesoras voluntarias les enseñarán el idioma.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) consultados ayer por LA OPINIÓN, en Lorca vivían en 2018 un total de 93.079 personas. «Más de 20.000 son extranjeros», apostilla García, al tiempo que admite que «no todos son adultos». «Hay más de 30 nacionalidades diferentes: tenemos a la comunidad paquistaní y a la india», comenta.
García, que destaca que su asociación ahora mismo no recibe subvenciones, incide en la importancia de que tanto en la Universidad Popular como en la EOI se impartan clases de castellano. El fin: romper la barrera lingüística que dificulta la plena inclusión de colectivos de personas originarias de otros países. En otros municipios, como en Lorquí, es el propio Consistorio el que organiza clases de español para extranjeros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook