05 de junio de 2019
05.06.2019
La Opinión de Murcia
Vídeo

Una carabela portuguesa aparece en Mazarrón

La costa murciana se vuelve a enfrentar a la presencia de estos ejemplares

05.06.2019 | 18:25
Una carabela portuguesa aparece en Mazarrón
Una carabela portuguesa aparece en Mazarrón

La costa murciana se vuelve a enfrentar a la presencia de ejemplares de la carabela portuguesa, una especie de hidrozoo con aspecto de medusa más peligroso y temido por los bañistas por su picadura venenosa.

Un ejemplar fue localizado en la playa canina de Bolnuevo, en Mazarrón, el pasado 3 de junio, por Mariano López, vecino de la zona, que se encontró a la carabela "recién salida del agua" y "viva". El propio Mariano, en su vídeo, avisa de que hay que tener precaución con esta especie. 

Este vecino cuenta al periódico que como tantas otras veces se acercó hasta la playa con la bicicleta para bucear en las aguas de Mazarrón. Después de estar bajo el agua 20 minutos, "al salir observé que una ola acababa de sacar una carabela". Explica que se escapó por los pelos porque tuvo "suerte". Tras esto Mariano llamó al Centro de Coordinación de Emergencias 112 y esperó en la zona hasta que llegaron técnicos de limpieza de playas y "se la llevaron en una bolsa".

No es la primera vez que este hombre localiza una carabela portuguesa, ya que el año pasado halló varios ejemplares en primavera en las playas de Mazarrón.

Las carabelas portuguesas se encuentran en el litoral murciano, alicantino y andaluz desde hace varios años y su presencia se hace más notable ahora que se acerca el buen tiempo y los bañistas se animan a probar el agua.

Aunque tiene forma de medusa, no lo es, y tiene una picadura muy dolorosa. Consulta aquí qué hay que hacer si te pica uno de estos ejemplares.

Se trata de un hidrozoo formado por una colonia de pólipos con distintas funciones. Cuenta con una vela de aspecto gelatinoso de entre 15 y 35 centímetros con la que recorre los océanos impulsadas por el viento.

Del centro de su cuerpo cuelgan unos tentáculos que sirven para cazar a sus presas y que pueden llegar a medir hasta diez metros. Aunque las carabelas portuguesas son típicas de las aguas del Atlántico, aparecen cada vez con más frecuencia en el Mediterráneo tras ser arrastradas por las fuertes corrientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook