25 de mayo de 2019
25.05.2019
La Opinión de Murcia
Lorca

Un nuevo colector evitará que la calle del Charco se inunde

Las obras de rehabilitación del barrio de San Cristóbal incluyen la construcción de un parque de más de mil metros cuadrados y la consolidación del muro de contención de la calle Portijico

24.05.2019 | 20:18
El alcalde de Lorca visitó ayer las obras que se están haciendo en la calle del Charco.

Las obras que se están llevando a cabo en la calle del Charco y adyacentes del barrio lorquino de San Cristóbal evitarán que se sigan produciendo encharcamientos en la vía que da nombre al problema que cientos de vecinos sufren cada vez que se producen fuertes precipitaciones, según ha anunciado el alcalde, Fulgencio Gil. Se trata de un proyecto cuya inversión del Gobierno Regional supera los 500.000 euros y que permitirá, además, abrir un nuevo acceso para los vecinos de la zona.

Son actuaciones que se suman a la intervención urbanística más ambiciosa que se ha realizado hasta ahora en el barrio de San Cristóbal, según el alcalde, «con la eliminación de una manzana de construcciones degradadas que dejan paso a un parque de más de 1.000 metros cuadrados entre las calles Eulogio Periago, Juan Mínguez y Beato Fray Pedro Soler, así como el arreglo integral de la calle Portijico, donde se consolidará el muro de contención existente, mientras que el solar anexo se convertirá en una zona verde con jardín vertical, siguiendo la petición de los propios vecinos».

En cuanto a la calle del Charco se invertirán más de 457.000 euros. Los trabajos que hay en marcha permiten dotar a los vecinos de un colector de aguas pluviales que dará continuidad a los ya existentes en las zonas altas del barrio de San Cristóbal y calle mayor, conectándolo directamente con el cauce del río Guadalentín, gracias a la habilitación de una calle de nueva apertura. Hay que tener en cuenta que la calle Charco se encuentra 80 centímetros más baja que las calles paralelas adyacentes como son la calle Mayor y calle Ingeniero Betancour y casi dos metros de la calle San Fernando, por lo que en época de precipitaciones registraba importantes acumulaciones de agua.

La construcción del nuevo acceso a la calle Ingeniero Betancourt, tiene como objetivo unir de forma accesible toda la zona del barrio de San Diego con la calle Alcalde Pelegrín. Por otra parte, también se conectan las redes de aguas residuales con un colector que discurre por el río Guadalentín hasta la estación depuradora de aguas residuales de La Hoya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook