20 de mayo de 2019
20.05.2019
Ganadería

Las 'trabas' de los ganaderos de Jumilla para utilizar los pastos

Presentan sus quejas en el Ayuntamiento por el impuesto que tienen que abonar para utilizar los terrenos de monte

19.05.2019 | 19:31

Los titulares de las explotaciones ganaderas de ovino y caprino, que afecta a una veintena de familias, han presentado sus quejas en el registro general del Ayuntamiento de Jumilla por los trámites administrativos que se siguen a la hora de conceder la licencia para la utilización de los pastos en los montes municipales.

El escrito presentado por Antonio Moreno, secretario de Agricultura y Agua de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Murcia (UPA), calificó de «injusta» la situación que vive el colectivo de ganaderos, en el que existe un descontento por el trámite administrativo tan farragoso que tienen que seguir a la hora de obtener una licencia ante la Dirección General del Medio Natural de la Comunidad. El escrito añade que un ganadero solicitó en diciembre del 2018 la autorización y a fecha 12 de marzo del 2019 todavía estaba sin resolver. El sindicato agrario UPA solicitó a la administración regional un cambio para que la licencia llegue en plazo legal, ya que existe el riesgo de una sanción por parte de los guardias forestales a los ganaderos de Jumilla.

Existe un descontento entre los titulares de explotaciones de ovino y caprino, ya que la autorizaciones se conceden durante seis meses (de octubre a marzo) y además se prohíbe el uso de los pastos en los meses de más calor y con más peligro de incendio, que se vería reducido con la limpieza que efectúan los animales. Lo ideal sería adjudicar los pastos con carácter anual, según UPA.

Las quejas de los ganaderos hacen referencia a la obligación de un canon al Ayuntamiento de Jumilla y de un impuesto a la Comunidad Autónoma, a pesar de que desde hace varios siglos le fue concedida a la ciudad la Carta Puebla, otorgada por el Rey Don Pedro I, que establecía la gratuidad los pastos para los habitantes de Jumilla, ya que los montes son comunales. La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) solicitó que quedara sin efecto esta norma, «ya que nos encontramos ante una zona desfavorecida en la que la actividad ganadera supone un medio de subsistencia para las familias en el medio rural, a la vez que evita el despoblamiento en la localidad».

El colectivo de ganaderos solicita que su voz sea escuchada a la hora de elaborar los planes anuales de aprovechamientos de los montes de utilidad pública y se convoquen mesas técnicas en las que se aborden las medidas necesarias para dar solución a esta problemática. El concejal responsable de Agricultura, Juan Gil, aseguró a esta Redacción que «hemos mantenido una reunión con los ganaderos para acercar posturas con un calendario establecido para solucionar este problema». Según Gil, «los planes de aprovechamiento están confeccionados en tiempo y forma, y es la Comunidad, a través de la Dirección General del Medio Natural, la que debe contestar al escrito presentado por los ganaderos de Jumilla». En relación a la Carta Puebla concedida por el Rey Don Pedro I, el 20 de octubre de 1357, el edil señaló que «los montes son comunales, pero existe un pliego para abonar un canon por el aprovechamiento canteras, caza, planta aromáticas y roturado, pero todo ello depende de la Comunidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook