18 de mayo de 2019
18.05.2019
Cieza

"Tengo un secarral y me obligan a pagar impuestos de ciudad"

Una vecina denuncia que la finca que posee en la Fuente del Judío fue recalificada de agrícola a urbanizable en 2011 "sin que me avisaran, y ahora me quieren embargar porque no pude pagar el IBI"

17.05.2019 | 21:15
Antonia Gálvez muestra los terrenos de la finca que fue recalificada en 2011.

La vecina de Cieza Antonia Gálvez cobra una pensión que no llega a los 800 euros, una cantidad con la que, según dice, no puede hacer frente a un requerimiento económico del Ayuntamiento de Cieza cercano a los 50.000 euros cuya notificación recibió por correo certificado el pasado 2 de mayo. Corresponden al pago de los recibos de contribución por la finca que posee en el paraje Fuente del Judío, cerca de la carretera de Jumilla, unos terrenos que en 2011 fueron recalificados y pasaron de suelo agrícola a suelo urbanizable sectorizado.

Anteriormente, Antonia pagaba de impuestos al ayuntamiento de Cieza, algo menos de 350 euros. Tras la modificación, y a pesar de que estos terrenos no han sido urbanizados, los recibos de IBI que le van llegando a la afectada son de más de 10.000 euros al año. Antonia no ha podido pagar desde entonces, varios años ya, lo que ha ido generado la mencionada deuda que ahora le reclama Hacienda.

«Estamos viendo que aquí ni hay calles, ni farolas, ni nada que se le parezca. Para tirar la basura, el contenedor más próximo está a 17 kilómetros, en el Polígono industrial Los Prados. Aquí ni si quiera hay cobertura para los móviles. No tenemos ni agua potable. Es un secarral por el que pagamos una cantidad de IBI desmesurada, porque no es un suelo urbano, es rural, pero el Ayuntamiento de Cieza nos cobra los impuestos como si tuviéramos todos los servicios», aclara Antonia, que junto a su hija, estuvo hace unos días en su finca.

Para Antonia, «todo esto es un disparate, porque originariamente estábamos pagando menos de 350 euros de impuestos, y de golpe nos pasan a más de 8.000 euros al año, por lo que desde el 2012, y hasta la fecha, nos han generado una deuda a mí y a mis hijos de casi 50.000 euros que yo no puedo pagar».

«Mi familia y yo hemos hecho escritos al Ayuntamiento y al Catastro, y dimos como opción que la finca se revalorara y que, incluso, de las 30 hectáreas que tenemos aquí, se nos expropiara la parte proporcional y el Ayuntamiento lo que ha hecho es amenazar con embargarnos otras propiedades que valen mucho dinero», señala Antonia, que asegura que en su día, «estos terrenos fueron recalificados sin consultarme, nadie se dirigió a mí, por lo que de pronto, los impuestos me los comenzaron a subir sin saber yo nada. Hemos dirigido muchos escritos, pero nos han estado mareando desde al Ayuntamiento y el Catastro, de un sitio para otro sin darnos una solución».

El edil de Hacienda culpa al PP

El concejal de Hacienda en el Ayuntamiento de Cieza, el socialista Antonio Martínez-Real Cáceres, ha responsabilizado al Partido Popular de esta situación. «La fracasada política urbanística del PP, basada en los convenios y la especulación, ha traído muchos problemas. Hay terrenos que pagaban un IBI muy alto, como si fuera urbano, pero tras los trámites oportunos en el año 2016, conseguimos modificarlo y desde entonces se paga bastante menos», señala Martínez Real. Además, aclara que «los procedimientos que están ya en fase ejecutiva pueden coger fraccionamiento o aplazamiento si reúnen los requisitos de la normativa».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook