15 de mayo de 2019
15.05.2019
La Opinión de Murcia
Lorca

Cazado por la Policía cuando golpeaba a su novia en el Huerto de la Rueda

El juez condena al sujeto a pasar medio año en la cárcel y le prohíbe acercarse a su víctima durante un año y medio

15.05.2019 | 16:37
Agentes de la Policía Local, de espaldas.

La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia de un juzgado que condenó a seis meses de cárcel a un hombre, cuya identidad y edad no ha sido facilitada, al que agentes de la Policía Local de Lorca sorprendieron cuando golpeaba a su novia en el Huerto de la Rueda.

El relato de hechos probados destaca que el sujeto "con la finalidad de menoscabar su integridad física y a la vez someterla a sus exigencias, en agresiva actitud, llevaba a la mujer cogida por el pelo con su mano derecha y con la mano izquierda cogida por el brazo, a la vez que la zarandeaba, propinándole seguidamente dos golpes con su mano en la parte trasera de la cabeza, lo que fue presenciado por los agentes, que intervinieron para separar al acusado de la perjudicada, y que se encontraban prestando servicio, debidamente uniformados, en el referido recinto ferial".

La mujer no quiso recibir asistencia médica ni formular denuncia contra el acusado, cuando fue invitada a hacerlo por los agentes de Policía. Dijo que solo era una discusión, pero que no había pasado nada.

En su defensa, el individuo, que recurrió la sentencia, insistió en que "nunca han tenido ningún problema en los siete años que llevan juntos", al tiempo que recalcó que "una sola discusión de una pareja en un momento puntual no puede ser considerada como violencia de género, y más teniendo en cuenta el resto de circunstancias: altas horas de la madrugada, consumo de alcohol, etcétera".

La Audiencia Provincial desestima el recurso y tiene claro que este sujeto usó "la violencia como manifestación de una pretendida preeminencia, un afán del acusado de imponer su voluntad y una falta de respeto hacia la mujer en un comportamiento claramente vinculado con añejos y superados patrones culturales de asimetría del varón sobre su pareja".

Víctima y agresor tienen en común dos hijos, de tres y un año respectivamente. El condenado no podrá acercarse a la mujer ni comunicarse con ella por ningún medio durante un año y medio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook