07 de mayo de 2019
07.05.2019
La Opinión de Murcia
Especial Renacimiento de Lorca

La nueva plaza con jardín vertical dedicada al Paso Negro revitaliza el centro de la ciudad

07.05.2019 | 04:00
El Jardín de la Hermandad de la Curia, Paso Negro de Lorca, se ha convertido en un área de ocio ubicado en pleno corazón del casco histórico de la ciudad.

­La Hermandad de la Curia, Paso Negro de Lorca, estrenó hace unas semanas la primera plaza de la ciudad con jardín vertical ubicada en pleno corazón del casco histórico de la ciudad, junto a la iglesia de Santiago; una de las más afectadas por los terremotos del año 2011. Los participantes en la ruta nocturna del pasado viernes tuvieron ocasión de comprobarlo.

Se trata de un nuevo espacio, que podrán disfrutar tanto lorquinos como visitantes, que ha sido construido por 36 alumnos beneficiarios de los programas de empleo de la Concejalía de desarrollo local. Cuenta con nueva iluminación, mobiliario urbano y varios árboles.

Este lugar se ha convertido en un área de esparcimiento y ocio enclavado en la calle Villaescusa, paralelo a la iglesia de Santiago, en su arteria homónima. La nueva plaza cuenta con una superficie de 330 metros cuadrados y los trabajos han sido ejecutados por el programa mixto de empleo y formación para mayores denominado Ágora. El programa estaba compuesto por 36 personas, 8 alumnos y un monitor por taller practicando las especialidades de revestimientos, jardinería, fontanería y electricidad.

Las obras han consistido en la realización de movimientos de tierra por medios mecánicos para poder llevar a cabo el nivel de terreno de tránsito, demoliciones y pequeñas obras de fábrica. Tras dichos trabajos la plaza ha quedado pavimentada con adoquín románico y recercados de piedra natural. En cuanto al alumbrado público se ha dotado el recinto de tres luminarias farol tipo villa de led en báculo de fundición de 4,5 metros de altura.

Como principal novedad, la plaza dispone del primer jardín vertical del municipio, único en la ciudad por sus características, con una superficie aproximada de 60 metros cuadrados con especies acorde a la climatología de la zona. El proyecto ha contemplado también la plantación de cinco ciruelos rojos, un árbol de alta resistencia a heladas y sequías que no requiere de un aporte de demasiada agua, así como la puesta en funcionamiento de una red de riego que da servicio a los parterres y al jardín vertical.

En cuanto al mobiliario urbano, se han instalado seis bancos de madera distribuidos equitativamente por la superficie. Con el objetivo de mantener limpia la plaza se han colocado papeleras de mástil. Además, se ha construido una fuente ornamental con una cortina vertical de agua mientras que en la base de la cortina se ha realizado un vaso rectangular para la recogida de agua, instalándose también un sistema de bombeo y depuración de agua.

Para el alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, «se trata de una actuación prioritaria, habida cuenta de su particular repercusión positiva para la zona ya que el objetivo de su creación ha sido promover la revitalización del centro de la ciudad, del patrimonio histórico-cultural y del comercio local, mejorando las condiciones estéticas del casco antiguo de Lorca, así como las condiciones ambientales y sociales de los vecinos». El presupuesto total de la inversión ha sido de 60.000 euros incluyendo la adquisición de dos construcciones aledañas al templo de Santiago.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas