07 de mayo de 2019
07.05.2019
La Opinión de Murcia
Especial Renacimiento Lorca

Devoción infinita en la sede del Paso Morado

07.05.2019 | 04:00
Devoción infinita en la sede del Paso Morado

­La restauración de la iglesia de El Carmen, de Lorca, también, como en el resto del patrimonio monumental de la ciudad, afectado por los terremotos de 2011, se ha llevado a cabo por fases, afectando, aparte de los fieles, a la cofradía del Santísimo Cristo del Perdón, Paso Morado que tiene allí su sede religiosa. Durante la Semana Santa tiene lugar en la misma la exposición de bordados del Paso Morado. El templo se abrió de forma parcial durante la Semana Santa de 2014, para permitir la salida en procesión de los tronos de la citada cofradía, siendo después cerrada hasta ultimar los trabajos de rehabilitación como así ha sido, encontrándose en estos momentos en perfecto estado, tanto para el culto como para las visitas.

Después de ser sometida a trabajos de consolidación de emergencia tras los seísmos, en el año 2013 el Gobierno Central aprobó destinar la cantidad de 638.673 euros para la rehabilitación del templo, propiedad de la Diócesis de Cartagena, considerado Bien Protegido dentro del Plan General Municipal de Ordenación. Los trabajos de restauración han permitido reparar, no solo los daños causados por los seísmos, sino también el desplome de parte del ala norte del claustro que se produjo como consecuencia de las lluvias torrenciales de 2012. El ala norte del claustro anexo a la iglesia es de titularidad municipal y forma parte del conjunto de la iglesia y del antiguo convento de El Carmen. El inmueble data del siglo XVIII.

La fachada es de pantalla, formada por dos cuerpos y coronada por frontón. En el cuerpo inferior se abren tres vanos en forma de arco de triunfo abocinados, que se corresponden con las tres naves de la iglesia. El vano central es el de mayor altura y ligeramente más amplio que los laterales, en correspondencia también con la altura de las naves. En el cuerpo superior hay una hornacina central que alberga la imagen de San Indalecio y dos ventanas a sus lados para la iluminación del coro.

La iglesia se caracteriza por su amplitud y por el anillo de la cúpula de perfil ondulante que le da sensación de dinamismo a la arquitectura. La devoción a la Virgen del Carmen quedó tan inmersa en la sociedad lorquina que, cuando el templo se desamortizó, su advocación principal (San Indalecio) pasó a un segundo plano ocupando entonces la Virgen del Carmen el camarín del retablo mayor y la titularidad de la iglesia convertida en parroquia.

Museo de Bordados

El Museo de Bordados del Paso Morado nació en 2002 con el objetivo de custodiar y divulgar el extraordinario patrimonio de imágenes, enseres y bordados de la Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón. Aunque la iglesia de El Carmen, sede religiosa de la cofradía, atesora una parte importante de la imaginería del paso Morado, el museo ofrece un recorrido por los bordados y la vida interna de la hermandad, que desde el siglo XVIII preside la procesión del Jueves Santo.

La cofradía del Santísimo Cristo del Perdón es también la encargada de custodiar el Vía Crucis que en la madrugada del Jueves Santo se encamina hacia el Calvario en solemne procesión, constituyendo una de las manifestaciones religiosas y populares más bellas de la Semana Santa de Lorca. Una de las joyas más interesantes del Museo de Bordados del Paso Morado es el conjunto escultórico de la Santa Cena, obra de gran expresividad y rigor formal ejecutada por Nicolás Salzillo.

La sede del Paso Morado es una casa antigua de dos plantas rehabilitadas con el objetivo de convertirla en sede civil y museo de la cofradía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas