30 de abril de 2019
30.04.2019
La Opinión de Murcia
Sucesos

Asaltan una casa de Alhama y se llevan 40 juegos de sábanas

La Policía sorprende a los individuos, de 43 y 56 años, cuando transportaban en su coche el botín, en el que también había sartenes, cucharas, cuchillos, tenedores, bebidas alcohólicas y una cafetera

30.04.2019 | 04:00
Parte de la gran cantidad de ropa de mujer y de hombre que los sujetos llevaban en el coche.

Robo con fuerza. Es el delito que se le imputa a dos vecinos de Alicante, de 43 y 56 años respectivamente, a los que la Policía sorprendió en Alhama de Murcia con el coche cargado de las pertenencias que, presuntamente, habían cogido de una vivienda asaltada.

Ambos sujetos, informan desde el Cuerpo, supuestamente «pertenecen a una organización itinerante que se dedicaba a robar en viviendas ubicadas en zonas rurales». Asimismo, tienen un largo historial de antecedentes por hechos similares.

Pasaba la una de la madrugada cuando un coche, con matrícula de Alicante, llamaba la atención de una patrulla. Iba a gran velocidad por el Camino de las Cabezuelas. La forma de conducir, la hora que era y el itinerario levantó las sospechas de la Policía Local. En la intersección del Camino de las Cabezuelas con el Camino de las Cuevas de Torreta pudieron interceptarlo y detener su marcha.

Cuando la Policía miró en el interior del coche, era tal la cantidad de enseres que había que no quedaba espacio libre ni en los asientos ni en el maletero.

Llevaban «un televisor, un microondas, una radio, una cafetera y un exprimidor, menaje de cocina (sartenes, cucharas, cuchillos y tenedores), diversas botellas de bebidas alcohólicas y refrescos, herramientas de trabajo (destornilladores, llaves inglesas y tenazas), 40 juegos de sábanas y gran cantidad de ropa de hombre y mujer, entre las que se encontraba una camiseta con el rótulo 'Alhama Team'», detalla el Cuerpo. Ahí estaba la pista: ese es un antiguo club de motos del pueblo. Desde ahí, los agentes tiraron del hilo, dieron con el dueño de la camiseta y, por tanto, con el que resultó ser el dueño de la vivienda asaltada. Caso resuelto.

Cuando la Policía vio cómo llevaban el coche estos individuos, dedujo que acababan de asaltar una vivienda. Pero no había ninguna denuncia en la que se detallase que habían robado 40 juegos de cama y los otros efectos recuperados.

La Policía, no obstante, al final localizó la vivienda que había sido robada y contactó con sus propietarios, residentes en Francia, motivo por el que no habían denunciado el robo. Porque no se habían enterado.

Las víctimas, al ser avisadas por la Policía, se desplazaron del país galo al pueblo y, una vez en dependencias policiales, reconocieron como propias las pertenencias que ahí había. También pusieron la pertinente denuncia. Ahora ha de ser la Justicia la que determine el destino de los dos presuntos ladrones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído