27 de abril de 2019
27.04.2019
La Opinión de Murcia
Especial
Fiestas de Caravaca
Juan Antonio Fernández Rodríguez

Juan Antonio Fernández Rodríguez: "Nuestras fiestas son de carácter religioso y hay que tomárselas en serio"

27.04.2019 | 16:59
Juan Antonio Fernández Rodríguez: "Nuestras fiestas son de carácter religioso y hay que tomárselas en serio"

Juan Antonio Fernández, uno de los fundadores del grupo Mesnadas de Nobles Aragoneses, es también presidente de un Bando Cristiano que lucha por mantener cada año el nivel de las Fiestas de Caravaca de la Cruz.

¿Cómo se formó el grupo Mesnadas de Nobles Aragoneses?
El grupo querían formarlo en el año 1997 mis hijos con uno de sus amigos, pero no cuajó; un año después, ya se habían presentado al Bando y comenzaron a hacerse trajes, pero cuando llegó su momento seguía sin estar claro. Grupo mixto, con trajes de cuero€ no acababan de verlo claro en el Bando. Ellos me pidieron una mano como viejo cristiano que era. Pedí una reunión; en esa reunión en el refugio de San Jorge se le dio el plácet.

Hasta el momento esa fue mi intervención. Después, mis hijos me convencieron de que entrara en el grupo con ellos; les di muchos «noes» pero ahora a ver quién me dice que no salga. Soy uno de los fundadores, pero no el fundador como se dice. En el comienzo fueron dieciséis, mis amigos, sus hijos, unos pocos mayores.

¿Su grupo tiene alguna peculiaridad?
Yo siempre he tenido una teoría sobre las Fiestas: no hay grupo más grande de veinticinco, si son cincuenta o cien son dos o cuatro grupos, pero no un grupo solo. Para que se mantenga el carácter de grupo, tenemos un acuerdo tácito, un solo voto en contra de los miembros, sin tener que dar explicaciones, significaba que una persona no podía formar parte del grupo. Se trata de que sigamos como grupo de amigos. La otra es que para que un miembro de otro grupo se viniera al nuestro tenía que estar un año sabático. Además, tenemos nuestro propio romancero satírico, pero dedicado a los propios miembros.

¿Cómo es el Bando Cristiano?
Creo que debe ser lo que ha sido casi siempre. Un señor bando, con todo lo que conlleva esa palabra, muy apegado a la historia, a lo medieval. Estos años pasados, por ejemplo, he tratado de convencer de que haya boato sin carrozas; entiendo una buena lucha, gente a caballo, algún contorsionista€ un espectáculo de época. Para este año he buscado algo acorde a mi personalidad, y eso no son carrozas tiradas con tractores. Espero que guste.

¿Baraja el Bando facilitar de alguna forma vestuario para los Reyes Cristianos?
Esa es mi idea. No me he escondido para decirlo. Eso es algo que no me ha gustado nunca, el tener que buscar reyes lejos. Y hemos tenido mucha suerte porque han sido buenos reyes. Yo he tenido amigos que con una capa y traje del Bando salían, daban la cara porque eran festeros. Pretendo que tengamos dos trajes, uno para este año y otro para el próximo. Quien tenga capacidad económica que se lo haga, pero cualquier festero que esté capacitado para representar a nuestros reyes, pueda serlo sin tener que hacer un gran desembolso.

¿Cómo fue la elección de Juan Antonio Martínez Piqueras como Cristiano del Año?
Si bien fue unánime, se trata de una decisión muy personal. Me explico. En 2002 hubo una crisis importante en el bando. Nadie quería asumir la presidencia. A mí me era imposible. Apareció él y lo hizo muy bien, pero recibió críticas bestiales, que cuando las oí las intenté combatir. Cuando el Bando lo ha buscado siempre ha estado ahí. Como procura que no se le vea, al igual que hay gente sobrevalorada, él se subestima a sí mismo. Por eso cuando lo propuse, para todos fue una sorpresa. Pero una de las agradables. Todos lo consideraron la persona idónea.

¿Cuál es el futuro del bando cristiano?
El Bando Cristiano está muy sano. Tenía cierto temor porque no es normal que una persona con 70 años como yo lo presida. Sé que hay gente preparada pero les ha faltado el compromiso, no sé si por miedo, pero tienen que dar un paso a más. Por otro lado, hay algunas personas que más que festeros son «fiesteros», sigo viendo gafas de sol, vasos de plástico, cortes€. Hay que mantener el nivel que lo mismo que están galardonadas nuestras fiestas de Interés, lo pueden perder. También hay que recordar que nuestras fiestas son de carácter religioso, la Cruz siempre está presente, hay que tomárselas en serio.

¿Cómo están complementándose los bandos y comisión de Festejos?
Muy bien, para ser presidente del bando moro o cristiano, hay que valer. Para serlo de los caballos del vino hay que ser una persona extraordinaria: Javi lo es, y cuenta con un magnífico equipo. Tenemos una gran concordancia con Loli, la presidenta de Comisión, y los tres bandos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas