24 de abril de 2019
24.04.2019
Reconocimiento

Oro para la música de Yecla

Luz verde al inicio del expediente para concederle a la Asociación de la Música la Medalla de Oro de la ciudad por su trabajo en el patrimonio cultural a lo largo de sus 45 años de existencia

23.04.2019 | 21:14
La AAMY fue creada en 1974 por un grupo de músicos y a lo largo de estos años ha levantado una escuela que tiene más de 700 alumnos.

La música en Yecla no entiende de ideas políticas. Así lo ha demostrado la unanimidad de la Corporación Municipal al dar luz verde al inicio del expediente para conceder la Medalla de Oro de la ciudad, el mayor reconocimiento que se puede entregar desde el Ayuntamiento, a la Asociación de Amigos de la Música de Yecla (AAMY).

Creada en 1974 por un grupo de músicos, la asociación ha trabajado durante 45 años en la promoción de la cultura musical en Yecla, levantando una escuela que tiene a más de 700 alumnos inscritos y una banda que ha cosechado méritos a nivel internacional.

La distinción pretende reconocer el trabajo que ha desarrollado la asociación desde su creación, que comenzó con escasos recursos en 1974, hasta el día de hoy. La primera escuela, nacida el mismo año que la asociación, tenía en su plantilla a músicos jubilados de la banda, que hicieron el papel de docentes. Por aquellos años contaba con entre 30 y 50 alumnos.

Cuatro décadas después, la escuela, ubicada en pleno corazón de la localidad, albergaba distintas modalidades musicales de enseñanza, impartidas por 25 docentes y a las que asistieron 700 alumnos. Entre ellas, también la Escuela de Música moderna 'RockSchool' de Londres, presente tan solo en unas pocas ciudades de España.

Se trata de un trabajo que se ha realizado bajo la tutela de varias directivas a lo largo de los años y que ha propiciado el desarrollo de una cultura musical en Yecla. Un foco continuo de músicos que han comenzado desde pequeños y se han desarrollado bajo la institución yeclana para finalmente ser embajadores de Yecla y su música en otras bandas y conservatorios, tanto de dentro como de fuera de España. Aunque su gran logro, en el que continúan trabajando, destaca Paco Muñoz, actual presidente de la AAMY, es «hacer de la música un instrumento para trasmitir valores como el trabajo en equipo, el esfuerzo o la solidaridad, y tratar de que la música sea la base para convertir el mundo en un lugar mejor». Son esos mismos valores sobre los que se construye el otro buque insignia de la AAMY: la Banda de Música.

Entre todos los méritos conquistados, es quizás el más destacable su victoria en el 'World Music Contest Kerkrade' (Holanda) del año 2017, en el que obtuvieron la victoria, consagrándose como la mejor banda entre la treintena que competían en el certamen. Un logro que alzó el nombre de la Banda de Yecla a una categoría superior y con el que su director, Ángel Hernández, ha sido reconocido por su gran valía a la hora de manejar la batuta. Hernández ha pasado su vida dentro de la escuela y de la banda, primero como músico entre sus filas y desde hace años como director: «La banda es el fiel reflejo de la sociedad yeclana. Tenemos músicos desde los 13 hasta los 86 años, y personas con distintas profesiones u ocupaciones. Esa mezcla y ese buen hacer de todos es lo que hace única a nuestra Banda».

Sin la AAMY, Yecla no tendría la misma cultura musical. Ni inspiraría a tantos músicos que han aprendido en la escuela y que han hecho de la música su forma de vida. Y otros tantos que, sin dedicarse profesionalmente a ello, la han convertido en su pasión.

Un camino al que ha contribuido un vasto capital humano, desde los fundadores y los 600 socios que la conforman en la actualidad, hasta los alumnos y los docentes que dan vida a su Escuela. Por esto, y por mucho más, Yecla colgará la medalla de oro a la cultura musical.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook