24 de abril de 2019
24.04.2019
Los Alcázares

Cuatro años y medio de cárcel por intentar matar a su hermano a puñaladas

El hombre, de 49 años, fue a casa de su pariente armado con un cuchillo de cocina a pedirle dinero y, como no se lo dio, le acuchilló junto al corazón

23.04.2019 | 20:35

La Audiencia Provincial ha condenado a cuatro años y medio de cárcel a un hombre que intentó matar a su hermano a cuchilladas en Los Alcázares.

Cuando salga de prisión, el sujeto, que ahora tiene 49 años de edad, no podrá aproximarse a su víctima ni a su familia directa (esposa e hijos) durante seis años más. Tampoco podrá comunicarse con ellos por ningún medio, tal y como se establece en la sentencia.

Se da la circunstancia de que el herido no reclama nada por lo que le pasó, así que el tribunal no fija indemnización alguna.

Los hechos que se consideran probados tuvieron lugar en enero de 2018. El sospechoso, recuerda la Audiencia, «se personó, portando un cuchillo de cocina, en la vivienda de Los Alcázares donde se encontraba su hermano y, tras pedirle dinero, y éste negárselo, se abalanzó sobre él en la puerta de entrada de la vivienda, forcejeando con el mismo, al tiempo que, enarbolando el cuchillo, y con ánimo de acabar con su vida, le asestó una puñalada junto al corazón en la zona del hemitórax izquierdo».

La víctima, «para evitar que su hermano continuara agrediéndole, utilizó una silla como escudo, mientras el acusado seguía esgrimiendo el cuchillo, intentando alcanzarlo de nuevo con el mismo», destaca la sentencia.

Asimismo, la Audiencia apunta que «el acusado no pudo continuar su acción al abalanzarse sobre él un vecino, y romperse el cuchillo que portaba, ya en el interior de la vivienda».

«Mientras lo retenían, el acusado gritaba a su hermano: 'voy a matarte, ya lo he intentado dos veces, y no voy a parar hasta que lo consiga'», apostilla el tribunal en su resolución.

El sospechoso fue arrestado aquel mismo día, y entonces el Juzgado de Guardia lo mandó a prisión provisional, donde ha permanecido hasta que la Audiencia ha dictado su sentencia, que es firme y contra la cual no cabe recurso alguno. Se le condena por un delito de homicidio en grado de tentativa, y se tiene en cuenta la agravante de parentesco.

Como consecuencia de la agresión sufrida, la víctima resultó con herida incisa con orificio de entrada de 2 centímetros y trayectoria superficial de 3 centímetros en pared torácica izquierda. Dichas heridas, por la localización de las mismas y el tipo de arma utilizada, podían haber puesto en riesgo la vida del perjudicado, considera la Audiencia, que también ordena que se destruya el cuchillo que se empleó en el ataque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook