17 de abril de 2019
17.04.2019
Sucesos

Arrestados cuando iban borrachos al volante de sus coches en Alhama

El acompañante de uno de los sospechosos, que también iba ebrio, rompió una luna del vehículo delante de la Policía

16.04.2019 | 20:25
Estado en el que quedó uno de los vehículos, tras romper la luna el copiloto.

Agentes de la Policía Local de Alhama de Murcia han arrestado a dos hombres, cuyas identidades y edades no han sido facilitadas, como sospechosos de delitos contra la seguridad vial: los pillaron al volante de sus coches bajo los efectos del alcohol, indican desde el Cuerpo.

Fueron los propios ciudadanos los que avisaron a la Policía. «El primero de ellos era interceptado por una patrulla de la Policía Local, en pleno centro de la población, a media tarde, después de que una vecina alertara de la conducción negligente que estaba llevando a cabo», explican fuentes policiales.

Cuando la patrulla interceptó al sospechoso, este no estaba precisamente por la labor de colaborar. Así, «el conductor era detenido tras negarse a someterse a las pruebas de detección alcohólica», indica el Cuerpo. No solo eso: el hombre que iba de copiloto en este coche, un individuo «también en estado de embriaguez», según los agentes, «la emprendía a golpes con una de las ventanillas del vehículo del detenido». Resultado: una luna rota. Este hombre, al no ir al volante, no fue arrestado, pues no ponía en peligro la vida de nadie.

El segundo de los arrestos tuvo lugar a primera hora de la noche. El sospechoso se dio a la fuga en un control policial. Dos patrullas lo siguieron, y lo localizaron e interceptaron en la N-340, cuando iba en dirección a Totana.

Este hombre sí se hizo la prueba, que arrojaba un resultado de 0.90 miligramos por litro en aire espirado. Esto es, iba ebrio. Además, en el registro que los agentes hicieron del vehículo, apareció cocaína.

Conducir con una tasa de alcohol superior a la permitida puede ser infracción o delito. Si la cifra en aire espirado supera los 0,60 miligramos por litro o si se conduce bajo los efectos de drogas y estupefacientes, la sanción es de tres meses de cárcel.

Además, se paga multa de seis a 12 meses, trabajos de ayuda a la comunidad durante 31/90 días y retirada del permiso entre uno y cuatro años.

«Llegan días festivos en los que a todos nos gusta divertirnos. El alcohol al volante puede tener resultados fatales y segar irremediablemente nuestro futuro o el de terceras personas. Tú eliges», aconsejan, a raíz de las dos últimas detenciones, desde la Policía Local de Alhama en su cuenta de Facebook.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook