14 de abril de 2019
14.04.2019
La Opinión de Murcia
Patrimonio

La primera civilización europea está en Pliego

El equipo que ha investigado el yacimiento de La Almoloya destaca que se trata del espacio principal de la cultura argárica y que se podría comparar con la mesopotámica y egipcia

14.04.2019 | 04:00
El yacimiento argárico de La Almoloya, en Pliego, es uno de los enclaves más representantivos de la cultura argárica.

La Almoloya podría ser la primera sociedad civilizada del continente europeo. Esta es una de las primeras conclusiones que se derivan del estudio de las excavaciones y restos localizados en el yacimiento argárico, una afirmación que podría modificar el concepto histórico de sociedades civilizadas de la Edad Antigua sólo reflejadas en la cultura mesopotámica y la egipcia. Esta semana ha dado comienzo en el yacimiento argárico de La Almoloya una nueva campaña de trabajo a cargo del equipo de investigación de la Universidad Autónoma de Barcelona, responsables del proyecto 'La Bastida', consistente en los trabajos de consolidación y cubrición, que se prolongará hasta el próximo mes de noviembre.

Así los explicaron los propios responsables del proyecto durante un encuentro en el Centro Social de Pliego, donde pusieron sobre la mesa los últimos hallazgos de la investigación que desde 2013 vienen realizando de la cultura del Argar, y principalmente del yacimiento de La Almoloya, del que afirman que es el espacio principal de esta cultura que se asentó en una parte del Levante español, como la zona de Alicante, Región de Murcia y Almería, llegando a adentrarse también hasta la Sierra de Guadarrama.

La Almoloya no sólo sería el primer parlamento de la Edad de Bronce, sino que tendría toda una estructura de clases sociales, un gobierno centralizado, fronteras, militarismo y una artesanía especializada con una producción industrializada. Este hecho se constata a través de los molinos manuales localizados, al menos seis de ellos en una misma sala, que quedaría destinada a la molienda de grano para varias unidades familiares.

Del mismo modo, los molinos son de una roca volcánica procedente de un espacio de Barqueros, donde se ha localizado una cantera argárica que distribuía este material poroso a gran parte de las ciudades del Argar.
De las investigaciones se constata, además, que objetos localizados en La Almoloya procedían de otros espacios, ya que no se ha encontrado material similar en toda la zona de Sierra Espuña. 

Otro de los hallazgos de gran valor histórico relacionado con la cultura del Argar se ha localizado en la vasija que contenía la tumba principesca. De la restauración de la misma se han derivado unas marcas que fueron utilizadas para la realización de una vasija con unas medidas perfectas, lo que lleva al equipo a comprobar que los artesanos ya conocían distintas unidades de medición.

Todos estos aspectos procedentes de La Almoloya han llevado a cambiar las perspectivas que se tenían de la cultura argárica, aunque, según los investigadores, ''tenemos que tocar fondo, llegar al tercer nivel del yacimiento donde se encuentra el primer asentamiento para conocer verdaderamente quienes fueron los fundadores de La Almoloya''.

Durante el encuentro se presentó, además, el proyecto de musealización virtual que se va a poner en funcionamiento en breve para que los visitantes puedan hacer un recorrido por las instalaciones del yacimiento y conocer la importancia del mismo antes de visitar las dependencias de las excavaciones. El proyecto, pionero en todo el país, aportará un nuevo valor turístico y cultural al municipio, ya que estará situado en la Sala de las Tinajas. Los investigadores hicieron hincapié, además, en el hecho de que los restos de La Almoloya no pueden separarse y solicitaron a la Dirección General de Cultura que cambie de parecer y sean trasladados al completo al Museo de la Ciudad de Mula, incluyendo la tumba principesca.

El acto contó con la presencia de más un centenar de personas entre los que se encontraban el alcalde de la localidad, Pedro Noguera; la presidenta de la Asamblea Regional Rosa Peñalver; José Fuertes, quien ha cedido al Ayuntamiento el usufructo de los terrenos de La Almoloya durante veinte años; el cronista de la ciudad de Mula, Juan González Castaño, y representantes de la plataforma ciudadana 'La princesa se queda en Sierra Espuña'.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook