01 de abril de 2019
01.04.2019
La Opinión de Murcia
Benemérita

Imputado por echar al monte carbones de una estufa y provocar un incendio en Lorca

El fuego, el mes pasado, afectó a una superficie de cerca de cuatro hectáreas, así como también al vallado de una vivienda colindante

01.04.2019 | 14:05
Así quedó parte de la zona afectada.

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación 'Chimeneas', "ha desarrollado una investigación para determinar las causas del incendio que calcinó cerca de cuatro hectáreas de monte en la pedanía lorquina de Zarzadilla de Totana, que ha culminado con la instrucción de diligencias como investigada de una persona a la que se le atribuye la presunta autoría de delito de incendio forestal por negligencia", indica el Cuerpo en una nota.

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil iniciaron la investigación después de que, el pasado día 17 de marzo, se produjera un incendio forestal en una zona de monte, poblada de pinos adultos –de dos y tres metros de altura–, arbustos y matorral, en un paraje de la diputación de Zarzadilla de Totana del municipio de Lorca. El incendio afectó a una superficie de cerca de cuatro hectáreas, así como también al vallado de una vivienda colindante.

Agentes del Seprona de la Benemérita, en colaboración con agentes medioambientales de la Región de Murcia, recabaron vestigios en la zona lo que permitió determinar la posibilidad de una negligencia humana, añade el Cuerpo.

El análisis de los indicios obtenidos corroboró que el incendio se había originado después de arrojar, en terreno de monte, restos de carbones y cenizas de una estufa o chimenea.

La Guardia Civil ha identificado al propietario de una vivienda próxima que, presuntamente, realizó los vertidos y depósitos de residuos de estufa de leña en zona de monte, el cual ha sido investigado como presunto autor de delito de incendio forestal por negligencia.

Además, los agentes han hallado, en varios puntos del monte, otras zonas calcinadas por el depósito sin control de restos de carbones de estufas, lo que ha puesto de manifiesto que se trataba de una práctica habitual.

El investigado y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Lorca

Los autores de este tipo de hechos pueden incurrir en un delito, recogido en el vigente Código Penal, que se castiga con penas de prisión de uno a cinco años y multa de doce a dieciocho meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook