24 de marzo de 2019
24.03.2019
Águilas

35 años de historia con la locomotora aún encendida

La Asociación de Amigos del Ferrocarril de Águilas celebra su aniversario con la vista puesta en el Corredor Mediterráneo

24.03.2019 | 04:00
35 años de historia con la locomotora aún encendida

En abril de 2020 se cumplirán 130 años desde que el primer tren de la historia de Águilas llegara hasta la localidad por el ramal Almendricos-Pulpí-Águilas. Una historia y cultura entre las vías, locomotoras, apeaderos y estaciones que ha seguido muy de cerca la Asociación Cultural de Amigos del Ferrocarril El Labradorcico de Águilas. Esta agrupación de enamorados del ferrocarril cumplía el pasado viernes 35 años con la vista puesta en el presente y el futuro del sector ferroviario en Águilas, una visión centrada en las oportunidades comerciales, por ejemplo, que pueden llegar a la localidad con la consolidación del Corredor Mediterráneo y el enorme impulso que les podría dar a las empresas de la zona, sobre todo agrícolas.

Una charla-coloquio ayer en el Aula de Cultura de Cajamurcia en Águilas organizada por la Asociación El Labradorcico puso de manifiesto estas posibilidades de negocio «que también facilitará el desarrollo de la estación intermodal de contenedores en Pulpí y la derivación del material rodante hacia los Talleres de Águilas, para su mantenimiento periódico». Durante esta charla se subrayó el importante potencial que tendría la construcción de autovías ferroviarias con el Corredor que lograran una mejor conexión con el sur de Francia y el norte de Europa. «El elemento ferroviario debe ser esencial en el Corredor Mediterráneo porque puede llegar a suponer un ahorro».
El Hornillo, a la UNESCO

Esta jornada de convivencia entre los amigos del ferrocarril también sirvió para presentar un informe que se elevará a la UNESCO, a través del Ministerio de Cultura, para lograr la declaración como Patrimonio de la Humanidad para el Embarcadero del Hornillo. El muelle embarcadero de El Hornillo es uno de los cinco embarcaderos británicos que todavía sobreviven en España. Durante la comida que, posterior a la charla, celebró la asociación, El Labradorcico reconoció la labor periodística de LA OPINIÓN en cuanto a la difusión de las actuaciones que llevan a cabo los amigos del ferrocarril para mantener viva la cultura y la historia ferroviaria en Águilas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook