22 de marzo de 2019
22.03.2019
La Opinión de Murcia
Tribunales

Pagarán 64.000 euros a un paciente por dañarle un nervio en una operación de varices en Caravaca

La Consejería de Sanidad tendrá que indemnizarle por mala práctica en el Hospital Comarcal del Noroeste

22.03.2019 | 12:22
Pagarán 64.000 euros a un paciente por dañarle un nervio en una operación de varices en Caravaca

La Consejería de Sanidad y la compañía aseguradora Berkley tendrán que indemnizar con 64.000 euros a un paciente que se sometió a una intervención de varices en el Hospital Comarcal del Noroeste, en Caravaca de la Cruz y que a raíz de la misma sufrió una lesión en un nervio que le impide una normal deambulación.

Así se ordena en una sentencia dictada por la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia que estima en parte el recurso que presentó el afectado contra la orden que desestimó su reclamación, presentada por la vía de la responsabilidad patrimonial de la administración.

La Sala, que tiene como ponente a la magistrada Consuelo Uris, dice que durante el proceso judicial no se ha podido descubrir la causa de la patología que presenta el enfermo, derivada de una lesión del nervio peroneo.

Pero añade que el mecanismo causante de la lesión fue la intervención de varices, pues antes de practicarse la misma no presentaba problema alguno de esta naturaleza.

Comenta así mismo la Sala que no se ha acreditado una mala práctica médica, pero comenta que "es lo cierto que algo en el ámbito de la cirugía tuvo que causar (o contribuir a ello) la lesión del nervio".

Indica también el TSJ que "el paciente ingresó para una intervención menor, sin patología alguna en el miembro inferior derecho, salvo varices superficiales, y ha quedado con una lesión nerviosa que le incapacita en gran medida, por lo que se trata de un daño que no está obligado a soportar".

En cuanto al consentimiento informado, la sentencia señala que nada consta en el mismo acerca de la posibilidad de la lesión del nervio peroneo, entre otras cosas, porque la intervención importante se llevó a cabo en el miembro inferior izquierdo.

Como consecuencia de esa lesión, el paciente ha perdido sensibilidad en el miembro afectado, el derecho, que no puede flexionar con normalidad y que le dificulta varias de las tareas habituales de la vida cotidiana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook