19 de marzo de 2019
19.03.2019
La Opinión de Murcia
Lorca

"Lo volvería a hacer una y mil veces, porque no hay derecho a que se robe"

El alcalde pedáneo de Almendricos frustra el asalto al estanco del pueblo por parte de dos encapuchados

18.03.2019 | 20:59
"Lo volvería a hacer una y mil veces, porque no hay derecho a que se robe"

«Lo volvería a hacer una y mil veces, porque no hay derecho a que nadie se apodere de lo que no es suyo y porque tengo que defender lo que pertenece a mis vecinos». La rápida y atrevida intervención,en la madrugada de ayer, del alcalde pedáneo de Almendricos en Lorca, Antonio Díaz, evitó que dos encapuchados se llevasen varias bolsas con cajetillas de tabaco del estanco de la localidad, al que habían accedido tras romper una ventana. Cuando uno de los encapuchados corría con las bolsas calle abajo, el pedáneo se enfrentó al ladrón consiguiendo que arrojara al suelo todo el material que llevaba.

Según Díaz, que en ese momento no valoró que el delincuente podría ir armado, ha manifestado a esta Redacción que «estas cosas me dan mucha rabia y no puedo con ellas», señalando que «cuando lo vi venir hacia mí, me puso frente a él y le dije de todo en su cara y cuando pasó junto a mí, me arrojó las bolsas a la cabeza y siguió corriendo en dirección al barranco».

Antes de esa situación, el alcalde pedáneo había puesto en conocimiento de lo que estaba sucediendo a las fuerzas de seguridad y al propietario del estanco dirigiéndose todos ellos de inmediato hasta el lugar donde se había cometido el robo. Pese a la rápida intervención de las fuerzas de seguridad, finalmente no se pudo detener a los ladrones aunque, con la intervención del pedáneo, se evitó que se llevaran material valorado en unos 3.000 euros, aproximadamente.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 4 de la madrugada. Al parecer, a los ladrones, les esperaba un coche en las afueras del pueblo en el que huyeron tras comprobar que estaban siendo perseguidos. Iban encapuchados y con guantes. Rompieron una ventana de acceso al estanco. Las fuerzas de seguridad investigan lo sucedido. En el despliegue intervinieron agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Lorca. El alcalde pedáneo fue el primero en percatarse del robo que se estaba cometiendo en el estanco y de todas las maniobras que hacían los ladrones haciendo tiempo para que llegaran las fuerzas de seguridad. No obstante, y al comprobar que los ladrones se marchaban, tuvo la sangre fría de enfrentarse a uno de ellos en plena calle consiguiendo que abandonara el material que llevaba en las bolsas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook