19 de marzo de 2019
19.03.2019
La Opinión de Murcia
Yecla

Uno de cada cinco yeclanos es usuario de la Biblioteca Municipal

La institución cumple 75 años atesorando 75.000 volúmenes y con Liborio Ruiz como actual director

18.03.2019 | 19:27
Entrada de la histórica biblioteca de Yecla, que ha cumplido 75 años.

La Biblioteca Pública Municipal de Yecla cumple 75 años de vida. Fue inaugurada el 9 de septiembre de 1944, con Francisco Azorín Albiñana al frente de la dirección, quien, entre las décadas de 1940 y 1950 del siglo pasado, logró reunir y almacenar un fondo bibliográfico de 8.000 volúmenes. Con el paso de los años y tras mucho esfuerzo esa cifra ha crecido hasta los 70.000 volúmenes.

El primer emplazamiento de la Biblioteca Pública Municipal fueron las antiguas dependencias de las Escuelas Pías y se creó como parte de las bibliotecas del Estado. El espíritu y la sabiduría de Francisco Azorín Albiñana, director entre 1944 y 1966, marcó el camino de la biblioteca que es hoy, según relata Liborio Ruiz, director de la Casa Municipal de Cultura y de la Biblioteca. «Francisco Azorín fue el encargado de dar forma y perfilar lo que hoy día es la biblioteca. Su mayor hazaña fue la de poner la lectura al alcance de todos», destaca. La Biblioteca cumple esa función y se debe a la sociedad yeclana.

Los directores que le sucedieron fueron Gabriel García de 1966 a 1974, M.ª Josefa Acero de 1974 a 1977 y Juan Blázquez de 1977 a 1984, todos ellos miembros del Cuerpo Superior de Bibliotecas y Archivos. En 1958 pasó a formar parte de la Casa Municipal de Cultura y en 1983 comenzó a depender del ayuntamiento. Para su actual director, Liborio Ruiz, la Biblioteca es el corazón de la Casa Municipal de Cultura y se ha ido renovando año tras año al avance de las nuevas tecnologías: «La digitalización es cada vez más requeridoa, y esta biblioteca trabaja por adaptarse».

La biblioteca cuenta con un fondo bibliográfico de 75.000 volúmenes, 7.000 socios, es decir, 1 de cada 5 yeclanos, y al año presta a domicilio alrededor de 10.000 libros. Con el paso de los años ha crecido y desde hace más de dos décadas existen dos bibliotecas de barrio con las que acercar la lectura, especialmente, a los niños y jóvenes que residen lejos del centro de la ciudad, y con la vista puesta en la posibilidad de crear una tercera extensión «si los recursos económicos lo permiten». El siguiente paso de las bilbiotecas de barrio será el de hacerlas accesibles no solo al público infantil y adolescente, sino también al adulto, mediante el préstamo de libros y otras actividades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook