17 de marzo de 2019
17.03.2019
Obras

Un trampolín para Mula

La revisión del Plan General de Ordenación Urbana del municipio priorizará la creación de suelo industrial y la revitalización de los barrios altos del casco histórico

17.03.2019 | 04:00
Vista del municipio de Mula y de su casco histórico desde lo alto del Castillo.

La revisión del Plan General de Ordenación Urbana del municipio de Mula priorizará la creación de suelo industrial y la revitalización de los barrios altos del casco histórico. Este es el resultado del trabajo realizado por la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) mediante un convenio con el Ayuntamiento de Mula que ha derivado en un informe de análisis y diagnóstico del planteamiento urbanístico municipal.

Esta investigación, realizada en los últimos quince meses por un equipo de técnicos en planeamiento y cartografía, será el punto de partida de la revisión del Plan General Municipal de Ordenación de Mula y sentará las bases del nuevo modelo urbanístico del municipio para las próximas décadas.

Según destacaba el alcalde de Mula, Juan Jesús Moreno, durante la presentación del informe, ''se trata de una herramienta de trabajo fundamental, la hoja de ruta a seguir en los próximos años de cara al desarrollo territorial y económico del municipio e incluye propuestas muy importantes sobre el suelo industrial, el casco histórico y la huerta tradicional que llevaremos a cabo en la próxima legislatura''.

El estudio propone una concentración parcelaria de la segunda fase del polígono para crear cuatro grandes parcelas de entre 15 mil y 35 mil metros cuadrados, con el objetivo de atraer nuevas empresas y desatascar la situación del polígono. Asimismo, también propone dotar al municipio de un nuevo suelo industrial mediante el desarrollo de un segundo polígono (Plan Parcial Arreaque II) en las inmediaciones en las que se encuentra el actual.

Para el casco antiguo se plantea una actualización del Plan Especial de Protección y Revitalización, así como la catalogación de nuevos edificios. Según explicaban los responsables del estudio, se recomienda subdividir el conjunto histórico en cuatro zonas características distintas entre sí con el diseño de acciones específicas para cada una de ellas, elaborando un Plan de Acción Integral para los barrios altos.

En este sentido, el concejal de Urbanismo, Francisco J. Llamazares, ha informado que el Ayuntamiento ha solicitado a la Gerencia Regional del Catastro un procedimiento de valoración colectiva para que se revisen y se actualicen los valores catastrales de los bienes inmuebles del municipio, adecuándolos a la situación actual del mercado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook