26 de febrero de 2019
26.02.2019
La Opinión de Murcia
Lorca

Le preguntan a una anciana por su salud para distraerla y robarle 1.200 euros en joyas

Una de las tres condenadas le pidió permiso para ir al baño, mientras las otras dos le daban conversación, y aprovechó para coger el botín

26.02.2019 | 10:10
Le preguntan a una anciana por su salud para distraerla y robarle 1.200 euros en joyas

La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia del Juzgado de lo Penal de Lorca que condenó a tres mujeres, dos de ellas, hermanas, que abordaron a una vecina para interesarse por su salud y preguntar por su hijo para distraerla y robarle joyas que fueron valoradas en más de 1.200 euros.

La sentencia, que desestima el recurso que presentaron las condenadas, señala que el Juzgado declaró probado que los hechos ocurrieron el 30 de mayo de 2016, cuando las acusadas, junto con un joven no identificado, acudieron al domicilio de una vecina de la diputación lorquina de Torrealvilla.

En cumplimiento de las tareas que previamente habían acordado, le preguntaron por su salud y se interesaron por saber si estaba su hijo, lo que hicieron para conocer si se encontraba sola en casa.

Al comprobar que no había nadie más en la vivienda, una de las mujeres le pidió permiso para usar el baño, a lo que la denunciante accedió, quedando los otros con ella y dándole conversación para distraerla.

Cuando los visitantes se marcharon, la propietaria de la casa descubrió que le habían robado las joyas, que guardaba en el dormitorio.

La mujeres fueron identificadas poco después por la Guardia Civil cuando se disponían a repetir los hechos en otra vivienda, esta, ubicada en la diputación de Zarzadilla de Totana, de Lorca.

En esa segunda ocasión no pudieron alcanzar su objetivo porque el nieto de la propietaria sospechó de ellas y las echó de casa, además de avisar a la Benemérita.

La sentencia, ahora confirmada por la Audiencia, impuso a una de las hermanas, que tenía antecedentes penales por haber sido condenada por un Juzgado de Elche por otro hurto, a trece meses de cárcel, y a las otras dos, a siete meses.

Al desestimar el recurso que presentaron las tres, el tribunal, que tiene como ponente al magistrado Enrique Domínguez, dice que los hechos quedaron plenamente probados en el juicio.

Y añade que no han dado ninguna explicación creíble del motivo por el que se habían desplazado a estos parajes rurales, cuando ninguna de ellas vivía en la Región de Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook