21 de febrero de 2019
21.02.2019
La Opinión de Murcia
Fuente Librilla

Los empleados de la planta solar no dejan la protesta pese al acercamiento de las empresas

Esasolar asegura que tiene retenidos los pagos por "incumplimientos" de la firma subcontratada

20.02.2019 | 21:19
Las protestas de los trabajadores de la planta solar continuaron ayer.

Las concentraciones de trabajadores frente a las oficinas de EsaSolar en las dependencias de la planta solar fotovoltaica que el Grupo Cobra está construyendo en Fuente Librilla, término municipal de Mula, y que está catalogada como la más grande de Europa, continuaban durante la jornada de ayer.

Los trabajadores, junto a una de las empresas subcontratadas por EsaSolar, Talleres Buigues de Cartagena, reclamaban el pago de lo adeudado por los trabajos realizados en la planta. La Guardia Civil llegó a intervenir en la concentración, según explicaban los propios afectados, solicitándoles que se retiraran de la zona, aunque la intervención no pasó a mayores.

Al parecer podría haberse alcanzado un acuerdo verbal entre EsaSolar y Talleres Buigues, mediado por Grupo Cobra, aunque según destacaban los afectados, «sigue siendo un acuerdo verbal y ya no nos creemos nada». Por lo que resaltaban que continuarán las concentraciones durante la jornada de hoy y «hasta que se solucione la situación». Desde el Ayuntamiento de Mula se sigue con atención este asunto, a la espera de que la empresa titular de la explotación se manifieste al respecto.

Los trabajadores denuncian que en junio cuando empezaron estuvieron mes y medio trabajando sin dar de alta a la seguridad social sin firmar contrato sin saberlo, finalmente siguen responsabilizando a EsaSolar y acusan de colaboradora a Cobra, empresa responsable del proyecto.

Muchos de esos trabajadores han ido siendo contratados en diferentes empresas y señalan que «a día de hoy a punto de finalizar la obra, se nos sigue debiendo ese mes y medio de trabajo y para colmo habiendo empezado a trabajar el día 3 de enero y estamos a 20 de febrero se nos debe también los meses de enero y febrero».

EsaSolar se puso ayer en contacto con este medio para explicar la situación que, según explicaban, venía derivada del incumplimiento por parte de la empresa subcontratada y por no estar al corriente en los requerimientos del contrato, lo que había llevado a la retención del pago, situación que, según la empresa cartagenera ha venido sobrevenida por la falta de pago, lo que, a su vez, les ha llevado a una situación irregular con sus impuestos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook