21 de febrero de 2019
21.02.2019
La Opinión de Murcia
Lorca

La Asamblea pide que se desbloquee el aparcamiento del hospital Rafael Méndez

La Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales aprueba por unanimidad la iniciativa impulsada por el PSOE

20.02.2019 | 20:28
La Asamblea pide que se desbloquee el aparcamiento del hospital Rafael Méndez

La Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de la Asamblea Regional ha aprobado por unanimidad una iniciativa del PSOE para que se dote al hospital Rafael Méndez, de Lorca, de un aparcamiento en superficie y varias plantas, capaz de dar una solución definitiva al déficit estructural de aparcamiento que tiene el complejo hospitalario de la ciudad del Sol.

Según explicó la socialista Isabel Casalduero, el hospital Rafael Méndez, con casi 30 años de antigüedad, es el centro de referencia del Área III de Salud, y abarca un área de influencia de unos 172.630 habitantes. Presta servicio a los municipios de Águilas, Aledo, Lorca, Puerto Lumbreras y Totana. «En el hospital trabajan más de 1.200 personas y se encuentra a unos 4 kilómetros del casco urbano, con lo que el acceso a pie se hace imposible tanto para los trabajadores como para los usuarios», expuso.

Durante el debate de la iniciativa se ha puesto de manifiesto que el hospital presenta «gravísimas deficiencias y carencias en cuanto a medios, infraestructuras, número de profesionales, además del problema de las listas de espera. A todo esto hay que sumar la falta de un aparcamiento, que supone un perjuicio para los usuarios además de una discriminación en el acceso a un servicio esencial como es la sanidad».

La Comisión también ha aprobado por unanimidad una iniciativa de Ciudadanos para que se proceda a la adopción de medidas para el diagnóstico, y tratamiento social y sanitario de los enfermos de fibromialgia. El diputado Juan José Molina destaca que el objetivo de la misma es «poner los medios necesarios para aliviar una dolencia que deteriora gravemente la calidad de vida de las personas que la sufren, y a este respecto, nos llama la atención la falta de formación médica actualizada y de investigación acerca de los mecanismos fisiológicos implicados en esta enfermedad». En este sentido, Molina señaló que se trata de una enfermedad que es difícil de diagnosticar porque se enmascara en síntomas que son habituales en otros tipos de dolencias.

«Un gran número de personas afectadas por esta enfermedad pierden su empleo, o bien mucha capacidad para realizar su trabajo de forma adecuada. Esta situación se agrava especialmente en las mujeres, a quienes afecta el 80% de los casos», asegura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook