19 de febrero de 2019
19.02.2019
La Opinión de Murcia
Acto de hermanamiento

El Paso Azul y la cofradía California estrechan sus lazos en un emotivo acto

La iglesia de San Francisco reunió a decenas de cofrades en la rúbrica del hermanamiento

18.02.2019 | 19:46
Foto de familia tras el hermanamiento de ambas cofradías. A la derecha, un momento del intercambio de placas entre De la Cerra y Miñarro.

La Hermandad de Labradores, Paso Azul, de Lorca, celebró el domingo el acto de hermanamiento con la Pontificia, Real e Ilustre Cofradía de Nuestro Padre Jesús en el Doloroso Paso del Prendimiento y Esperanza para la Salvación de las Almas, más conocida como Cofradía California, de Cartagena. El acto dio comienzo con la celebración de una misa en la iglesia de San Francisco, sede religiosa del Paso Azul.

El acto pretendió «oficializar los vínculos históricos, pasionales y cofrades que unen ambas instituciones para fomentar de esa forma, tanto los lazos de hermandad entre los cofrades como de colaboración y apoyo mutuo de las entidades». Cabe recordar que en el año 2015, una delegación lorquina se desplazó con el mismo fin hasta la ciudad portuaria. Allí, azules y californios firmaron un acta de hermanamiento, aunque en aquella ocasión se produjo entre las secciones juveniles de ambas cofradías, fruto de la excelente relación lorquino-cartagenera que se ha fraguado a lo largo de varios años.

Mayordomos, cofrades, asociadas y azules, en general participaron en la jornada de especial significado para la Hermandad de Labradores, algo que pasará a formar parte de la historia de Lorca y Cartagena. Tras la recepción de la numerosa comitiva california se celebró en la iglesia de San Francisco una solemne eucaristía. Al término de la misma, José María Miñarro y Juan Carlos de la Cerra, presidente y Hermano Mayor de azules y californios respectivamente, estamparon su firma para así oficializar los vínculos históricos, pasionales y cofrades que unen a estas instituciones de modo que se fomenten tanto los lazos de hermandad entre los cofrades de las mismas como de colaboración y apoyo mutuo de las entidades.

Una vez rubricado el acuerdo, éste se presentó ante la Santísima Virgen de los Dolores, titular azul, que además cuenta con gran significado para los cartageneros, pues en el seno de su cofradía la Santísima Virgen del Primer Dolor es una de las más queridas y veneradas.

Tras el acto, numerosos miembros de la Cofradía Azul acompañaron a los visitantes en un recorrido por el Museo Azul de la Semana Santa, joya del patrimonio lorquino donde, además de conocer la idiosincrasia de la Semana Santa de Lorca y el patrimonio azul, lorquinos y cartageneros intercambiaron impresiones y comentarios sobre la próxima Semana Santa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook