10 de febrero de 2019
10.02.2019
Norma

Las fiestas de Yecla, en peligro por el decreto de la pólvora

Piden la modificación de una instrucción que dicta que el trasvase del explosivo entre el frasco hasta la cantimplora del arcabuz se debe hacer alejado del casco urbano y en unos días concretos

10.02.2019 | 04:00
La pólvora se reparte a los arcabuceros en la misma localidad durante las fiestas patronales.

Las fiestas patronales de Yecla están en peligro ante el nuevo decreto de reparto de pólvora. La corporación municipal ha dado su apoyo a la propuesta de la Asociación de Mayordomos solicitando la modificación del texto de la ITC 26 del Reglamento de Explosivos para resolver las dificultades más apremiantes que enfrentan las entidades responsables de la organización y desarrollo de actos de arcabucería en contextos festivos.

La pólvora es uno de los elementos protagonistas de las Fiestas de la Virgen. Durante días, cientos de kilos son disparados por los arcabuceros. Ahora, la Instrucción Técnica Complementaria nº26 del Reglamento de Explosivos ha desatado la preocupación entre los integrantes de las fiestas patronales al presentar ciertos matices que podrían hacer peligrar el uso de la pólvora durante los días grandes de Yecla.

Por ello, la Asociación de Mayordomos y el Pleno del Ayuntamiento se han unido para pedir al Gobierno de España una modificación que salvaguarde el futuro del uso de la pólvora en el municipio. Uno de los problemas que pone de manifiesto la ITC 26 es el procedimiento que se debe seguir para el reparto y, más en concreto, el trasvase de la pólvora del frasco a la cantimplora.

Según dicta la ITC 26, a partir de ahora el trasvase de pólvora entre el frasco donde se reparte hasta la cantimplora donde se almacena durante las fiestas patronales se debe hacer en el mismo lugar donde se reparte, alejado del casco urbano, algo que hasta ahora se había hecho en los domicilios particulares de cada arcabucero.

El presidente de la Asociación de Mayordomos, José Francisco Puche, calificó como un ''suicidio'' la ITC 26 del Reglamento de Explosivos. Puche recuerda que, según los datos recogidos de uno de los dos días de reparto de las últimas fiestas, pueden llegar a repartirse 1.200 kilos de pólvora en una jornada. ''Si hacemos el trasvase de pólvora de esta manera, nos encontraríamos con seiscienteas cantimploras abiertas manipulando más de mil kilos de pólvora a la vez, cualquiera que pueda visualizar esta actividad percibirá el peligro que supone'', advierte el presidente de los Mayordomos.
 
Otro de los escollos es el referido a los plazos designados para el reparto y almacenaje de la pólvora en función del número de participantes activos. Según dicta la nueva norma, el reparto de pólvora a utilizar debe hacerse tres días antes de que se vaya a utilizar, pero nunca sábado, domingo o festivo. Si el día 8 de diciembre, Día de la Virgen, cuando se dispara una gran cantidad de pólvora cae en martes sería imposible hacer el reparto de pólvora y peligraría la presencia de uno de los elementos principales en los que se apoyan las fiestas patronales de Yecla: ''Entiendo que la regulación se hizo desde Madrid de forma genérica, pero habría que buscar alternativas en casos excepcionales como el nuestro u otras ciudades donde se utiliza la pólvora'', manifiesta Puche.

El tercer problema del que son causa indirecta, pero no única, las exigencias contenidas tanto en la ITC 26 como en el conjunto del Reglamento de Explosivos es el pronunciado incremento que está experimentado el precio de la pólvora destinada a actos de disparo de arcabucería. En los últimos años el precio por kilo de pólvora se ha incrementado de forma ''desorbitada''. Según Puche, las autoridades deben velar por una libre competencia real que no se está cumpliendo.

Existen distintas compañías distribuidoras pero una sola fabricante ''que está subiendo el margen de beneficio muy por encima de la normalidad''. La Asociación de Mayordomos, que ha presentado las alegaciones junto a las entidades organizadoras de las fiestas de Villena, Sax, Ontinyent, Petrer, Onil, Elda, Caudete y Biar, ha solicitado una reunión con el delegado del Gobierno, quien en última instancia decidirá cómo habrá de hacerse ese reparto, así como para exponerle la situación y poder alcanzar un acuerdo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook