07 de febrero de 2019
07.02.2019
Judicial

Un perro rottweiler ataca y hiere a una mujer en una zona de huerta de Lorquí

El Juzgado de Molina de Segura investiga a un vecino de 30 años, dueño del can, por un delito de lesiones

06.02.2019 | 19:40
Un perro rottweiler ataca y hiere a una mujer en una zona de huerta de Lorquí

El Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción Nº 3 de Molina de Segura investiga al dueño de un rottweiler que atacó a una mujer en una zona de huerta de Lorquí.

El imputado es un joven de 30 años, vecino de Ceutí, que sostiene que su perro se encontraba, el día de los hechos, en un terreno de su propiedad, mientras que la víctima subraya que iba suelto.

El chico relata que escuchó el grito de la mujer y que, cuando salió a mirar, ya se había producido el ataque, explicaron fuentes cercanas al caso. En sede judicial, el investigado se acogió a su derecho a no declarar. Actualmente se encuentra libre con cargos.

Según se refleja en el informe médico forense, la víctima presentaba una herida inciso-contusa por mordedura en el brazo izquierdo, herida que se infectó.

Precisó un tratamiento médico-quirúrgico primero y curas locales después, además de tratamiento antibiótico. Asimismo, necesita rehabilitación y tratamiento psicológico, detalla el citado informe forense.

El Instituto de Medicina Legal de Murcia considera que son nueve días de «perjuicio grave» los que la lesión le suponen a la mujer. Al respecto, calculan también «25 días de perjuicio moderado y 40 días de perjuicio básico». Le queda en el brazo una cicatriz que «supone un perjuicio estético ligero», apuntan.

En cuanto al animal, fue puesto en cuarentena, de acuerdo al protocolo y sometido a pruebas, que corroboraron que tenía todas las vacunas y estaba perfectamente sano. Después de este análisis, el can fue devuelto a su dueño. Los perros Rottweiler están considerados dentro del grupo de razas de canes potencialmente peligrosas.

Al joven se le investiga como presunto autor de un delito de lesiones.Fuentes jurídicas explicaron que, en el caso de que se le aplica la categoría de imprudencia, la pena a la que se enfrentaría sería inferior. En principio, la indemnización que podría tener que dar a la víctima, si se confirma su responsabilidad, ascendería a 7.000 euros.

El mes pasado, un agente de la Policía Local de Calafell (Tarragona) mataba a tiros a un cachorro de rottweiler porque, según la versión oficial, le había atacado. Apenas tres días antes de aquel episodio, en esta ocasión en Madrid, el dueño de tres perros de raza rottweiler que atacaron a un hombre de 81 años, que murió, por las heridas, en el Hospital de La Paz, quedaba en libertad con cargos acusado de un delito de homicidio imprudente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook