05 de febrero de 2019
05.02.2019
Moratalla

Al consultorio, con su botella de agua caliente

Un vecino asegura que acudió al centro sanitario de Benizar a quitarse un tapón de cera y fue remitido a su casa para que llevase líquido caliente

04.02.2019 | 20:48
Imagen del consultorio de Benizar

La concejala de Sanidad de Moratalla asegura que el abastecimiento del edificio es normal y que pagan a la empresa.

«Le puedo quitar el tapón si se trae agua caliente de su casa». Con esta frase se encontró un vecino al acudir al consultorio de Benizar, pedanía de Moratalla, a que le extrajeran la cera del oído.

La enfermera le informó de que se habían quedado sin butano en el centro y, por tanto, le era imposible calentar el agua para hacer la limpieza del oído necesaria para la atención que precisaba el paciente.

La única solución que se le ocurrió a la profesional era que el paciente fuera a su domicilio, calentase algo de agua y volviese al consultorio médico, para que la enfermera pudiera quitarle el tapón de cera.

«Yo ya llevaba cuatro o cinco días echándome las gotas», relata el paciente a esta Redacción, «así que fui a por agua a mi casa».

El hombre calentó el líquido en su propia cocina, lo guardó en una botella y volvió al centro sanitario donde se le pudo realizar la operación . «Me quitó el tapón perfectamente», aseguró.

Revuelo entre los vecinos

En Benizar se produjo incertidumbre al conocerse la historia porque hubo quien interpretó que el consultorio médico estaba desabastecido de butano. Esto supondría un problema porque, además de calentar agua, el gas también se utiliza para la calefacción, en un pueblo a más de 900 metros de altura y en pleno temporal de frío.

La concejala de Pedanías, Sanidad y Consumo de Moratalla, Eva Ibáñez, negó la mayor: «No se puede dejar desabastecido un centro de salud de estos servicios». La edil reconoció que los pagos con la empresa proveedora «no van al día» como sucede con otras muchas empresas que trabajan con el consistorio del municipio, pero que no se han dejado de suministrar botellas de butano. Afirmó que los rumores de que no se va a repartir más gas al consultorio «lo único que hace es asustar a la gente» con el objetivo de que «el Ayuntamiento pague». Una circunstancia que a Ibañez le parece «muy fuerte». Además, precisó que la semana pasada la empresa proveedora recibió un pago. Los profesionales que trabajan en el consultorio médico confirmaron a LA OPINIÓN que el centro dispone del butano necesario y que nunca se ha sufrido desabastecimiento en este sentido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook