03 de febrero de 2019
03.02.2019
La Opinión de Murcia
Campos del Río

Un menor denuncia que su padre le obligó a tener sexo con la cuidadora de su abuela

El juez deja al sospechoso en libertad con cargos, dicta una orden de alejamiento y suspende el régimen de visitas

03.02.2019 | 04:00
José Ángel Alfonso, abogado de la víctima.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Mula investiga a un hombre que, presuntamente, obligó a su hijo, de 15 años de edad, a mantener relaciones sexuales con una mujer.

Fue la madre de la víctima la que denunció los hechos, tras ver al menor raro. Él finalmente le contó que, una noche que le tocaba quedarse en Campos del Río, en casa de su padre, (la pareja está separada) se despertó de madrugada y encontró a su progenitor viendo una película porno. Entonces el adulto, relata la víctima, llamó a una mujer y le dijo al menor que «lo mataba» si no mantenía relaciones sexuales con ella.

La citada mujer llegó a la vivienda «con tres botes de cerveza y dos condones» y le hizo al menor una felación, relata la víctima. Ella y su padre, insiste, le obligaron a tener sexo con esta persona, a la que el chico conocía porque era quien cuidaba a su abuela.

La víctima dijo, en su declaración en los juzgados, que la mujer «no le dijo nada ni le obligó», y que él se sintió «amenazado por su padre» y llegó a pensar que lo mataría si no le hacía caso.

El adolescente explica también que su padre le ofreció dinero para que no contase nada, y le dijo que, si lo decía, él acabaría entre rejas. De momento, el adulto, D. P. G., está en libertad con cargos y el juzgado ha suspendido el régimen de visitas y dictado una orden de alejamiento.

El Juzgado de Mula ha fijado el próximo 12 de marzo como fecha para que vuelvan a declarar los investigados, que son D. P. G. y la mujer, ella natural de Archena.

José Ángel Alfonso, abogado que representa a la víctima y a su familia, y ejerce la acusación particular, apunta que «este tipo de delitos, para mí, personalmente, no admiten ningún tipo de perdón ni justificación».

«Como profesional, voy a perseguirlos y a intentar que se aplique toda la dureza de la ley. En defensa de los menores no debe haber ninguna duda», destaca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook