18 de enero de 2019
18.01.2019
La Opinión de Murcia
Bullas

"Vivimos con la incertidumbre constante de que pase algo grave"

Un matrimonio ha visto cómo seis camiones se han empotrado contra el balcón de su vivienda, situado en un edificio de la calle Nicolás de las Peñas, el último hace solamente tres días

17.01.2019 | 22:09
El matrimonio señala el balcón donde se enganchan los camiones.

El Ayuntamiento asegura que está buscando soluciones, como un acceso bordeando el municipio.

Hasta en seis ocasiones, Juan Manuel y Virginia, vecinos de la calle Mediodía junto a la intersección de la calle Nicolás de las Peñas de Bullas, han visto cómo el balcón de su casa sufría importantes desperfectos debido a la colisión de camiones de gran tonelaje contra la estructura del edificio. El último, la noche del pasado martes, cuando un camión volcaba parte del voladizo cayendo a la calle los cascotes.

En esta ocasión, según comentaban los propietarios, la Policía Local acudió al lugar y puso la correspondiente sanción al conductor por transitar por un lugar donde está prohibido el paso de camiones. De hecho, hasta llegar a ese punto de la localidad desde la autovía, los conductores se encuentran tres señales de indicación de prohibido el paso a vehículos de gran tamaño exceptuando a los autobuses.

Juan Manuel y Virginia se muestran desesperados ante una situación que llevan viviendo desde que se mudaran a esta zona de la localidad. «Vivimos con la constante incertidumbre de que pueda pasar algún incidente grave y que cause daños a algún vecino», explican. Adquirieron su vivienda hace siete años en una zona tranquila de la localidad. «Desde el primer momento nos encantó la gran balconada del salón por la luz que entraba a nuestra vivienda, pero no podemos disfrutar de nuestra casa al cien por cien porque el miedo a que un camión roce nuestro balcón, dañe los cristales y éstos caigan a la calle pudiendo ocasionar daño a alguien nos obliga a tener las persianas siempre cerradas», explica Virginia.

El paso de camiones es constante durante todo el día, «también por las noches». Debido a la estrechez de la calle junto al balcón, unido a las maniobras que deben realizar para continuar la marcha el propio ruido del camión «genera unos temblores en el edificio que parecen como terremotos», afectando no sólo a estos vecinos sino a los de los pisos superiores, según constataba Juana Mari, otra vecina del edificio. Durante todo el tiempo que llevan sufriendo este problema, estos vecinos de Bullas destacan que se han reunido en multitud de ocasiones con los responsables municipales y, «no podemos decir que no han hecho nada al respecto, pero creemos que hasta el momento las medidas siguen siendo insuficientes y a la vista está la colisión del pasado martes».

Comentan que han trasladado al Ayuntamiento escritos tanto de forma individual como propietarios de la vivienda como en conjunto con el apoyo de todos los vecinos incluyendo «hasta quince propuestas que pensamos podrían solucionar el problema». Entre ellas está impedir que los vehículos de gran tonelaje puedan acceder a esa parte de la calle acortando el paso más abajo –lo que ocasionaría problemas a las dos paradas del autobús que hay en esa zona y que afectaría a los vecinos de los barrios de esa parte de Bullas-, entre otras propuestas.

Por su parte, el concejal de Seguridad Ciudadana, Alfonso Manuel Guirado, destacaba que desde que llegaron al Gobierno han intentado buscar algún tipo de solución a esta situación «sin interferir, además en el resto de vecinos de los barrios de esa zona, ya que las medidas que se tomen no deben afectar al paso de autobuses pensando en que allí vive mucha gente mayor que precisa de este servicio». Como alternativas se ha planteado crear un acceso sur al municipio que bordearía esos barrios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook