14 de enero de 2019
14.01.2019
Lorca

El Pradico y El Redón celebran su devoción por San Antón

En la pedanía de Parrilla se congregan centenares de personas para acompañar a las procesión en honor al patrón de los animales

13.01.2019 | 20:50
Durante la misa oficiado en El Redón, en la pedanía de Almendricos, se procedió a la bendición de animales y mascotas.

En el paraje de Almendricos se procedió a la bendición de mascotas.

Lorca desarrolló ayer varias celebraciones en torno a la festividad de San Antón. La tradicional romería de El Pradico en la pedanía de Parrilla, congregó, pese al frío, a varios centenares de personas que acompañaron la procesión con las imágenes a las que guardan especial devoción. También en el paraje de El Redón, perteneciente a la pedanía de Almendricos, hubo procesión con el santo por los alrededores de la ermita.

Ambas romerías son las primeras que se celebran dentro del amplio término municipal de Lorca al poco de finalizar las fiestas navideñas, dando la bienvenida festiva al año que acaba de empezar.

La fiesta de ayer en El Pradico comenzó con las salvas de rigor y una trabucada, a la que siguió la celebración de la misa en la pequeña ermita con posterior procesión por los alrededores de la ermita. Pese a lo abrupto del lugar donde se desarrolla cada año el acto religioso y las dificultades que encuentran los visitantes para poder acceder hasta la ermita a través de diferentes senderos, cada año son muchas las personas que no quieren perderse tan singular acontecimiento.

Una vez finalizada la misa que ofició el párroco de La Paca, las imágenes de San Antonio Abad , la Virgen de los Dolores, San Antón de Padua y el Niño Jesús salieron a la calle acompañadas de los fieles devotos y la Cuadrilla de La Torrecilla. Ayer se escucharon de nuevo los cantos de pascua para dejar constancia de la tradición que dice que 'hasta San Antón, pascuas son'.

Bendición de mascotas

En el paraje de El Redón, perteneciente a la pedanía de Almendricos, los actos comenzaron a las 12.30 horas con una misa oficiada por el párroco de la localidad, a la que siguió la procesión con la imagen de San Antón que recorrió los alrededores del templo. Al finalizar la misa se procedió a la bendición de animales y mascotas.

La procesión en este paraje lorquino, al igual que en El Pradico, tiene orígenes centenarios, según el alcalde pedáneo, Antonio Díaz. Con el paso del tiempo llegó a desaparecer, pero hace unos años que se recuperó con la ayuda de los vecinos que colaboraron en la restauración de la vieja ermita que se ha convertido en lugar de peregrinación cada año por estas fechas.

La ermita se encuentra ubicada a unos 5 kilómetros del casco urbano de Almendricos. A la romería de ayer asistieron vecinos, no solo de esta pedanía, sino también de otras poblaciones de alrededor, como Puerto Lumbreras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook