10 de enero de 2019
10.01.2019
La Opinión de Murcia
Noroeste

La Fiscalía amplía la investigación por la conversión de fincas de secano

El Ministerio Público prorroga seis meses el proceso para determinar si existe delito medioambiental en la transformación a regadío de más de 2.000 hectáreas en la comarca del Noroeste de la Región

09.01.2019 | 20:40
Una de las fincas de secano que supuestamente se ha convertido en regadío según la denuncia de Areca.

La Fiscalía amplia otros seis meses el plazo de investigación sobre una denuncia por posible delito contra los recursos naturales y el medioambiente en varias fincas de la Comarca del Noroeste. El Ministerio Público investiga, bajo la denuncia previa de Areca, si una superficie superior a las 2.000 hectáreas fueron supuestamente trasformadas de secano a regadíos intensivos hortofrutícolas en los términos municipales de Caravaca y Moratalla. Una superficie que superarían ampliamente las 2.000 hectáreas.

Desde el Consejo para la Defensa del Noroeste ven de manera positiva que se siga trabajando en la investigación, así lo confirmó su portavoz, Alfonso Sánchez, quien explicó que «el plazo vencía el pasado 29 de diciembre y el fiscal ha decidido ampliar el plazo en seis meses más, una situación que vemos positiva para intentar llegar al fondo de la situación».

Aunque son más las fincas afectadas, las que más llama la atención de esta supuesta transformación ilegal tanto por el volumen como por los recursos hídricos que puedan estar utilizando, serían según concreta Sánchez, «la finca de las Oícas de Arriba, El Roblecillo, La Finca Loma Banderas y El Chopillo».

También han pedido al fiscal que investigue las concesiones de aguas subterráneas en la zona desde 1990. Los representantes de las Comunidades de Regantes han respaldado esta denuncia por unanimidad, y han mostraron su indignación «con el total descontrol por parte de la CHS, que se traduce en la impunidad con que se expolian nuestros acuíferos». Así, «mientras los regantes tradicionales cada vez tienen menos caudal surgente, con lo que apenas pueden sacar sus cultivos adelante, por encima o al lado, grandes fincas que eran de secano, sacan enormes volúmenes con pozos y hacen hasta tres o cuatro plantaciones por temporada, sin escatimar el agua», han denunciado. Pero lo que también sucede con las grandes empresas del 'agronegocio' es que aunque arrienden terrenos en zonas regables, consumen volúmenes muy superiores a los concedidos tirando también de pozos.

Consejo de Defensa

Con el lema 'No queremos que nos roben el agua y además nos contaminen' se presentó recientemente en un hotel de Murcia el Consejo para la Defensa del Noroeste que tiene como principal objetivo la defensa de los recursos hídricos de esta comarca que están seriamente amenazados.

«Pretendemos evitar otro desastre medioambiental, y así impedir que nuestras aguas ya sean subterráneas o superficiales, o lo que quede de ellas, se conviertan en otra edición de la sopa verde del Mar Menor», declaró Alfonso Sánchez, presidente de Areca. «Así lo hemos denunciado ante la Fiscalía ya que la procedencia de las mayoría de las empresas que están implantadas en el Noroeste son precisamente de la zona del Mar Menor», indicó Sánchez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook