28 de diciembre de 2018
28.12.2018
La Opinión de Murcia
Yecla

El hospital Virgen del Castillo lleva el espíritu navideño a sus pacientes

El centro prepara menús personalizados para que los asistentes se sientan como en casa

27.12.2018 | 20:01
Varias trabajadoras de la cocina del hospital preparan los menús navideños.

Las navidades son fechas que la mayoría pasan rodeados de familiares y amigos. Pero hay otra realidad paralela en la que muchos deben pasar las fiestas ingresados en el hospital. Unas fechas señaladas en las que, por diversos motivos, no pueden estar en sus casas junto a sus seres queridos. Por ello, desde los centros sanitarios se planean días especiales para amenizar la estancia de los pacientes. Es el caso del Hospital Virgen del Castillo de Yecla, donde estos días se organizan actividades para acercar el espíritu navideño a todos.

Los más pequeños son los primeros en los que se pone espíritu para que puedan disfrutar. Las áreas pediátricas trabajan el elemento humano para que los ingresos y estancias de niños y niñas sean lo más llevaderas posibles. La planta de pediatría del Virgen del Castillo cuenta durante todo el año con sus actividades enfocadas a tal fin. De hecho, ya se está trabajando en la ampliación y mejora de los servicios que ofrece. La sala de juegos es el lugar donde los pequeños ingresados se reúnen para pasar el tiempo. Durante estas fechas y hasta pasado año nuevo, a los pequeños se les motiva con actividades en las que el objetivo es normalizar su ingreso en el hospital y «que puedan disfrutar como si estuviesen en casa», asegura Ana peñas, jefa del Servicio, quien, además, pone en valor el trabajo del personal de toda la planta, en la que vuelcan sus esfuerzos para, «en caso de patologías agudas, dar el alta lo antes posible y evitar un ingreso prolongado durante las fiestas».

Una de sus actividades es el concurso de dibujos y cuentos navideños, en la que pequeños hacen correr el reloj a base de pintar e imaginar cómo es para ellos la navidad. Los profesionales de la pediatría resaltan que mantener el ánimo alto y normalizar la estancia en el hospital hacen que la recuperación pueda ir a un ritmo mayor.

La Navidad aumenta la sensibilidad de todos. El Virgen del Castillo recibió también la visita de alumnos de bachillerato del Instituto Azorín que, altruistamente, entonaron villancicos clásicos y modernos en todas las plantas. Durante la visita de esta veintena de alumnos, los pacientes con pronósticos menos graves pudieron disfrutar y cantar junto a los profesionales en los pasillos del centro. La 'musicoterapia' es un arma de fortaleza mental que también ayuda a levantar el ánimo.

Las navidades también son fechas de disfrutar de la comida. El hospital Virgen del Castillo es el único centro sanitario que tiene una cocina propia donde se prepara diariamente el menú de los pacientes. La nutricionista encargada de diseñar las dietas es Asun Martínez Ripoll, que durante la Nochebuena y el día de Navidad, y de cara a Nochevieja y Año nuevo, plantea platos diferentes que ofrecer. Marisco, asados, dulces e incluso sidra, el objetivo es que, a través de la gastronomía, las personas ingresadas puedan también vivir la navidad de la forma más parecida a como lo harían en sus hogares.

El equipo humano que conforma una planta de hospital es requisito fundamental para su buen funcionamiento, y el hospital de Yecla es un buen ejemplo de ello. Uno de sus puntos fuertes es precisamente ese, humanizar al máximo la relación de los pacientes ingresados con el hospital. La Navidad es una fecha que todos merecen vivir de la mejor manera posible, y desde los hospitales se trabaja de forma incansable para conseguirlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook