13 de diciembre de 2018
13.12.2018
La Opinión de Murcia
Drogas

'El Lolo' y 'El Buli' integraban una red dedicada al 'vuelco' de droga a otros narcos

Además de a los dos delincuentes, la Guardia Civil arresta a dos personas más y les interviene más de 400 dosis de heroína y chalecos y placas de la Benemérita para engañar a otros traficantes

13.12.2018 | 14:47
'El Lolo' y 'El Buli' integraban una red dedicada al 'vuelco' de droga a otros narcos
Los agentes detienen a uno de los acusados.

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado la operación 'TOPAL', una investigación que ha culminado con la desarticulación de una organización criminal y con la detención de siete de sus miembros como presuntos autores de los delitos de robo con violencia e intimidación, tráfico de droga, usurpación de funciones públicas, contra la seguridad del tráfico y de pertenencia a organización criminal, indicó el Cuerpo en una nota de prensa. Dos de los arrestados son 'El Lolo' y 'El Buli', conocidos delincuentes que llevaban más de un año siendo buscados, tal y como adelantó hoy LA OPINIÓN.

En los cuatro registros domiciliarios practicados en Alguazas y Alcantarilla se han incautado 417 dosis de heroína, 152 dosis de cocaína y 400 plantas de marihuana, así como un rotativo luminoso de los empleados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en los vehículos camuflados.

La investigación se inició el pasado mes de agosto, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento del robo cometido en un chalet de Las Torres de Cotillas al que un nutrido grupo de individuos accedió con violencia y armados.

Gracias a la colaboración ciudadana, patrullas de la Benemérita y de la Policía Local fueron alertadas y establecieron un dispositivo policial que culminó con la detención de dos de los sospechosos.

En la vivienda, los agentes localizaron una plantación indoor de marihuana con 400 plantas que resultaron incautadas. Además, el morador de la vivienda, un ciudadano marroquí que resultó herido después de ser golpeado por los asaltantes, fue detenido como presunto autor de delito de cultivo y elaboración de droga.

Desde ese momento, la Guardia Civil inició una amplia investigación dirigida a identificar, localizar y detener al resto de implicados en el suceso, supuestos miembros de una organización criminal dedicada, entre otros, al 'vuelco' de droga a otros narcotraficantes.

Las numerosas indagaciones practicadas permitieron ubicar varios inmuebles en Alguazas y Alcantarilla, donde los investigadores habían constatado que se ocultaban, por lo que fueron solicitados los correspondientes mandamientos de entrada y registro.

Así, en el día de ayer, la Guardia Civil desarrolló un amplio operativo, formado por medio centenar de agentes, para abordar los registros simultáneos de cuatro viviendas.

La intervención policial se saldó con la detención de cuatro personas –tres hombres y una mujer, de nacionalidad española y con edades comprendidas entre los 24 y los 33 años– a los que se les atribuye la presunta autoría de los delitos de robo con violencia e intimidación, tráfico de droga, usurpación de funciones públicas, contra la seguridad del tráfico y de pertenencia a organización criminal.

El registro de los inmuebles culminó con la incautación de 417 dosis de heroína, 152 dosis de cocaína, 400 plantas de marihuana, así como un rotativo luminoso de los empleados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en los vehículos camuflados.

Estructura criminal jerarquizada especializada en 'vuelcos' de droga


Según se desprende de la investigación, se trata de un grupo criminal presuntamente dedicado al tráfico de droga que, además, asaltaba a otros narcotraficantes, con el método conocido policialmente como 'vuelco', para obtener sustancias estupefacientes de forma gratuita.

Para ello, los ahora detenidos organizaban sus tareas delictivas de tal forma que después de averiguar los lugares o viviendas donde se podía estar cultivando marihuana, asaltaban los inmuebles con el empleo de la violencia física e intimidando a los moradores con armas de fuego.

Además, con la supuesta intención de evitar que sus víctimas repelieran el robo, utilizaban chalecos reflectantes con el anagrama de Guardia Civil y portaban placas y carteras identificativas del Cuerpo, para hacer creer a sus víctimas que se trataba de un registro policial, un factor sorpresa que, supuestamente, les permitía unos resultados eficaces.

Dos de los delincuentes más buscados de la Región

Dos de los arrestados eran conocidos malhechores de la zona y estaban considerados unos de los delincuentes más buscados de la Región. Con un abultado historial delictivo, estaban siendo buscados por la justicia para su ingreso en prisión y no dudaron en emplear la violencia contra los agentes cuando, en otras ocasiones, intentaron detenerlos.

La operación 'TOPAL' ha culminado con la desarticulación de una organización criminal, con la detención de siete de sus miembros como presuntos autores de los delitos de robo con violencia e intimidación, tráfico de droga, usurpación de funciones públicas, contra la seguridad del tráfico y de pertenencia a organización criminal.

En los cuatro registros domiciliarios practicados en Alguazas y Alcantarilla se han incautado 417 dosis de heroína, 152 dosis de cocaína y 400 plantas de marihuana, así como un rotativo luminoso de los empleados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en los vehículos camuflados.

En la mañana de hoy, día 13, cuatro detenidos, la droga incautada y los efectos intervenidos, así como las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Molina de Segura.
La investigación continúa abierta por lo que se descartan nuevas detenciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook