25 de noviembre de 2018
25.11.2018
La Opinión de Murcia
Protesta

''Queremos dormir tranquilos, no somos Venecia''

Unos quinientos vecinos de Los Alcázares afectados por las inundaciones de 2016 se concentran para exigir las medidas necesarias para evitar más desbordamientos en la localidad

24.11.2018 | 20:41
''Queremos dormir tranquilos, no somos Venecia''
Los vecinos acudieron a la concentración con carteles pidiendo soluciones al problema.

Unos 500 vecinos de Los Alcázares salieron ayer a la calle para reclamar las medidas necesarias para que, ante la caída de lluvias, las calles de la localidad no se conviertan en auténticos ríos de agua. 'No somos Venecia', se leía ayer en algunas pancartas que portaban los vecinos, '¡Soluciones definitivas! Así no se puede vivir!', rezaban otras para denunciar la inacción de los organismos regionales y estatales durante los dos últimos años para evitar nuevas inundaciones en el municipio costero, como las que ocurrieron en diciembre de 2016.

Las lluvias caídas esta semana han vuelto a meter el miedo en el cuerpo a los vecinos de Los Alcázares, que piden a los políticos que el agua discurra por la rambla, ''no por el pueblo'' para intentar así ''dormir tranquilos''.

Los propios habitantes afectados, portando un carrito de la compra sacos de yeso y ladrillos, también denunciaron que no quieren que cada vez que se inunde el municipio se sigan repartiendo estos materiales para evitar que el agua entre a las viviendas.

Santiago Pérez, presidente de la Asociación de Afectados por las inundaciones que tuvieron lugar hace dos años, declaró durante su intervención en la Plaza del Paseo Real de la Feria que las últimas lluvias registradas volvieron a poner en peligro al municipio.

''La serie de medidas que habíamos propuesto en los dos últimos años no se han puesto en marcha todavía. Con estas lluvias que han caído en los últimos días no podemos hacer actuaciones para que terminen en el Mar Menor. Así, lo único que vamos a hacer es cargarnos la playa y tener un barrizal, por lo que nadie se podrá bañar'', denunció Pérez.

Como posible medida para atajar este problema, el presidente de la asociación indicó que es que una de las soluciones es que el agua ''sea atajada arriba, donde empieza a discurrir''. ''Se deben hacer pantanos de calaje y en las explotaciones tomar medidas, también es vital el arreglo del canal de desagüe D-7''.

'Dos años después y todo sigue igual', se podía leer en una pancarta grande colocada frente al escenario que se instaló para instar al Gobierno regional, al Ayuntamiento de Los Alcázares, a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y al Gobierno estatal para encontrar una solución a la entrada de agua en Los Alcázares.

En los próximos días vamos a pedir reuniones con el propio alcalde de Los Alcázares, Anastasio Bastida; con el presidente de la CHS, Mario Urrea; delegación del Gobierno; Medio Ambiente; así como con el Ministerio de Transición Ecológica.

Al acto también asistieron representantes de la Corporación Municipal de Los Alcázares, tanto el alcalde, Anastasio Bastida, como representantes del PSOE, Izquierda Unida y Ciudadanos.

Bastida aseguró que estaba en la concentración como alcalde, ''pero también como vecino damnificado, ya que mi vivienda y mis negocios fueron dañados''. ''Apoyo sin fisura esta reclamación, y espero que sea oída por la CHS, delegación del Gobierno y por la Secretaría de Estado para que actúen sobre las ramblas y los canales que tenemos para que se solucione el problema, ya que cada vez que llueve, no podemos estar tranquilos'', señaló el alcalde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook