21 de noviembre de 2018
21.11.2018
La Opinión de Murcia
Despoblación

Un millón y medio de euros para rehabilitar las casas antiguas de Ulea

El Ministerio, la Comunidad y el Ayuntamiento ayudarán a frenar la despoblación con viviendas para jóvenes

20.11.2018 | 20:40
Las viviendas más antiguas de Ulea tendrán ayudas para la rehabilitación.

Procurar viviendas dignas para jóvenes es una de las armas con las que el Ayuntamiento de Ulea se ha propuesto luchar para frenar la despoblación que sufre el Valle de Ricote. El alcalde de Ulea, el popular Víctor Manuel López, ha firmado un convenio para su traslado a la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y a la Secretaría de Estado para invertir en este municipio cerca de 1,5 millones de euros en un plan para rehabilitar las viviendas más antiguas.

Irán destinados a un total de 64 casas dentro del Programa ARRU para la regeneración y rehabilitación de viviendas. Los vecinos, gracias a la firma de este convenio, recibirán cerca del 58 por ciento de lo que les cueste el arreglo de su casa.

En concreto, van a ser 1.425.600 euros y llevarán a rehabilitar las 64 viviendas previstas de aquí al año 2021. El convenio es a tres bandas (Ministerio, Comunidad Autónoma y Ayuntamientos de Ulea).

El Ministerio aportará 570.240 euros, la Comunidad Autónoma 256.608 euros y los propietarios 598.752. Por tanto, el total de subvención que recibirán los beneficiarios llegará al 58 por ciento.

Según el regidor de Ulea, «este nuevo convenio de rehabilitación de viviendas es un proyecto en el que hemos puesto todo nuestro empeño por la importancia en un municipio como el nuestro, con muchas viviendas antiguas y que, sin embargo, tras su restauración, el cambio es enorme y ello contribuye a mejorar la estética de nuestro magnífico municipio».

López ha querido agradecer la atención del presidente regional, Fernando López Miras, ya que, una vez devuelto el convenio, por la Consejería con su correspondiente autorización «nos pondremos en marcha con las memorias de construcción y será todo supervisado por el Consistorio para una mejor garantía de todos los vecinos».

Entre las distintas acciones, se podrán llevar a cabo recuperación de fachadas, sustitución de cubiertas y medianeras, cambio ventanas, puertas y supresión barreras arquitectónicas. Según López, «los gobernantes tenemos la obligación de construir un pueblo atractivo para que nuestros vecinos se sientan cómodos y nuestros jóvenes no emigren».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook