05 de noviembre de 2018
05.11.2018
La Opinión de Murcia
Justicia

Suspenden el juicio por el asesinato de una mujer en Mazarrón porque faltaba un jurado

La Policía toma el Palacio de Justicia de Murcia ante el inicio del proceso, por temor a represalias entre implicados

05.11.2018 | 19:07
Furgones de la Policía Nacional, ayer en la puerta del Palacio de Justicia de Murcia.

Los hechos que ayer se iban a empezar a enjuiciar tuvieron lugar en la localidad de Mazarrón, allá por 2015. Implicados, dos clanes: los Eulogios y los Pelayos. En la reyerta, armas de fuego, cuchillos y navajas, detalla el fiscal. Entonces se sesgó la vida de una mujer, Eulogia, a quien mataron en la calle: le cortaron el cuello. Tres años después, iba a arrancar el proceso judicial. Pero no lo hizo: faltaba un miembro del jurado.

La Audiencia Provincial de Murcia se veía obligada este lunes a suspender el juicio que se iba a iniciar contra siete personas por un delito de asesinato y dos delitos de homicidio en grado de tentativa, entre otros, al faltar un jurado para completar los nueve que son precisos para componer el tribunal.

A esta situación se llegaba, según han dicho fuentes judiciales, porque el fiscal del caso y las defensas de los acusados recusaron a siete de los veinte candidatos a jurado que habían sido seleccionados previamente, mientras que otros se acogieron a su derecho a presentar excusa por ser mayores de 65 años de edad.

Tras esas incidencias, el presidente del jurado, el magistrado José Luis García Fernández, se veía obligado a suspender la vista al contar solo con ocho posibles integrantes del tribunal.

La situación creada obligará a tener que realizar una nueva selección de candidatos y a preparar de nuevo las sesiones del juicio, que, previsiblemente, tendrá que convocarse ya para 2019.

Antes de saberse que al final no iba a haber juicio, numerosos agentes de la Policía Nacional tomaban el Palacio de Justicia, por temor a que se pudiesen producir en dependencias judiciales o en la puerta escenas violentas entre miembros de los dos clanes implicados en aquella riña mortal.

Las conclusiones provisionales de la Fiscalía acusan a seis integrantes de un clan y a un miembro de otra que se enfrentaron a raíz de unos incidentes ocurridos en Mazarrón en septiembre de hace ahora tres años, al disputarse ambos grupos los productos que se retiraban en un supermercado.

Ese enfrentamiento, siempre según la acusación estatal, produjo la muerte de Eulogia (a manos de dos mujeres, presuntamente) y dos intentos de homicidio en la persona de otros dos de los contendientes. El fiscal acusa igualmente por dos delitos de lesiones, una falta de lesiones, un delito de participación en riña tumultuaria y otro de tenencia ilícita de armas.

Este últimos, por el hallazgo en los registros domiciliarios de una pistola y un revólver «en buen estado de funcionamiento».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook