11 de octubre de 2018
11.10.2018
La Opinión de Murcia
Consejo de Gobierno

La descontaminación de los suelos mineros de la Región costará 85 millones de euros

La Comunidad pone en marcha un plan de diez años para recuperar los terrenos afectados

11.10.2018 | 04:00
La descontaminación de los suelos mineros de la Región costará 85 millones de euros
La descontaminación de los suelos mineros de la Región costará 85 millones de euros

La hoja de ruta cuenta con 30 acciones que incluyen analíticas o la creación de un comité de expertos

La Comunidad pondrá en marcha un plan a diez años para descontaminar y recuperar los suelos afectados por la actividad minera, con especial incidencia en la recuperación de los 29 depósitos mineros catalogados a nivel nacional, para lo que se prevén inversiones público-privadas por valor de 84,8 millones de euros.

El consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán, presentó ayer en el Consejo de Gobierno ese Plan de Recuperación Ambiental de Suelos Afectados por la Minería (PRASAM), que «contempla 30 medidas concretas, algunas de las cuales ya están en ejecución, articuladas en torno a cuatro objetivos. Así, el primer objetivo es impulsar el conocimiento y mejora en la gestión de zonas mineras, para lo que se articulan 14 medidas, mientras que otras seis acciones van encaminadas a la difusión de información y promoción de la sensibilización de la sociedad sobre la situación de esos emplazamientos».

Un tercer objetivo es «el de la prevención, con dos medidas más y, por último, impulsar la recuperación ambiental de las áreas afectadas, lo que tendrá unos costes estimados de 82 millones de euros».

Celdrán recordó que la mayoría de estos terrenos contaminados por estériles son propiedades privadas y, por tanto, son sus titulares los que deben responsabilizarse de su descontaminación, y la comunidad autónoma actuará por responsabilidad subsidiaria en esa descontaminación requiriendo luego los costes a los propietarios.

Para llevar a cabo estas tareas, el consejero destacó que se utilizará la misma metodología que se ha empleado en la descontaminación del Mar Menor, por lo que el Gobierno está trabajando ya en un decreto ley de medias urgentes para priorizar las actuaciones a llevar a cabo, minimizar posibles riesgos y ejecutar de manera inmediata las más urgentes, y también para simplificar los trámites administrativos a la hora de pedir responsabilidades a los propietarios.

Una decena de medidas de este plan ya están en ejecución o se han llevado a cabo, «como la redacción de un informe con todas las investigaciones y estudios científicos elaborados y el impulso a nuevos estudios para complementar los ya existentes. Están en marcha también diversos estudios sobre la contaminación natural y por acción humana de metales pesados».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook