01 de octubre de 2018
01.10.2018
La Opinión de Murcia
Fiestas

Una Romería agridulce en Lorca

La Virgen de las Huertas vuelve a su Santuario tras pasar una semana en la iglesia de San Diego

30.09.2018 | 20:34
Una Romería agridulce en Lorca

La despedida de los franciscanos por la falta de relevo generacional entristece la jornada

El de ayer, pese a ser un día de feria y fiestas, resultó, por otra parte, una jornada de tristeza para quienes han convivido durante parte de sus vidas con la comunidad franciscana, cuyos últimos representantes han abandonado ya el convento después de 550 años de presencia de la Orden en la ciudad. Ayer fue el día de la despedida y no quisieron faltar al encuentro decenas de ciudadanos que llenaban por completo la iglesia del convento donde se venera a la patrona de Lorca. Como principal representante de la Diócesis de Cartagena se encontraba el obispo José Manuel Lorca Planes, lo mismo que varios sacerdotes de las parroquias lorquinas, así como el ministro provincial de la Inmaculada Concepción de la Orden franciscana, Juan Carlos Moya. También quiso acompañar a la Virgen y a los franciscanos el presidente de la Región, Fernando López Miras.

La falta de vocaciones ha sido el motivo principal por el que los frailes han tenido que abandonar el convento que, a partir de ahora, no se quedará solo dado que la Diócesis de Cartagena se hará cargo de él. Para ello, ha enviado hasta el mismo a un sacerdote que compaginará su labor con los servicios que prestará a la parroquia de la Santa Cruz del Campillo. En principio está previsto que el cura resida en el convento.

La Hermandad de la Virgen de las Huertas, que preside Isabel Giménez, organizó una comida de despedida que tuvo lugar ayer en los salones de El Faroli, ubicados junto al santuario.

A todo ello hay que señalar que la asociación 'Por la Paz y por el Bien', constituida a raíz del anuncio sobre la marcha de los franciscanos, seguirá trabajando para conseguir que la orden regrese de nuevo a la ciudad cuando se supere el problema que sufren por la falta de vocaciones. De hecho, pretenden organizar actos para que «el espíritu franciscano siga vivo entre los lorquinos», según el presidente de la entidad, Manuel Sevilla.

Con motivo del 400 aniversario del Vía Crucis lorquino que organiza el Paso Morado, ofrecerá una conferencia en la ciudad el vicecustodio de la orden en Tierra Santa. El pregón será leído por el franciscano Pedro Riquelme, que ya estuvo al frente del convento de Lorca.

La Virgen vuelve a su santuario

Por otra parte, varios cientos de lorquinos acompañaron ayer a la patrona de Lorca en su regreso al santuario después de haber pasado una semana en la iglesia de San Diego, con motivo de la feria y fiestas.

En dicha parroquia ha sido visitada por multitud de fieles que han compartido las actividades religiosas que se han organizado. Y es que es tradicional que cada año, coincidiendo con la feria y fiestas de septiembre, la patrona de todos los lorquinos visite una parroquia distinta de la ciudad. La imagen de la Virgen de las Huertas fue, una vez más, a hombros de los Mozos del Convento y acompañada por la banda municipal de música, autoridades y representantes de distintos colectivos de la ciudad.

Durante el recorrido no faltaron tampoco los cohetes anunciando al resto de vecinos el paso de la comitiva. Entre los acompañantes estuvieron también los miembros de la Hermandad de la Virgen de las Huertas, con su presidenta, Isabel Giménez, al frente. La labor de la policía local permitió que el recorrido a través del complejo deportivo Felipe VI, cauce del río Guadalentín , Huerto de la Rueda y Santa Quiteria, se pudiera llevar a cabo con normalidad pese a la situación en la que se encontraba la ciudad con motivo de las fiestas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook